Fundamental la tecnología para lograr avances en el sector educativo público puertorriqueño