Los próximos procesos de aprendizaje recibirán influencia de cuatro fuerzas directrices. La primera apunta al escenario en cambio turbulento. En él emergen nuevas familias de tecnologías que crecen de forma exponencial. Se adiciona una fuerza con la economía digital emergente y otra más con la necesidad de desarrollar nuevas habilidades en la población. Cada fuerza se puede caracterizar a través de cuatro componentes (por simplicidad visión 4×4). Virtual Educa 2030 explora esta visión con educadores que enfrentan los retos del milenio.

Un escenario mutante

Estamos inmersos en un escenario de cambio rápido y generalizado. Se podría entender como integrado por cuatro factores determinantes:

Cambio turbulento

Generaciones anteriores detectaban y gobernaban los cambios. Hoy, acontecen con tal aceleración que no son detectables. Aun así, conviene ejercitar la mente para coexistir con el cambio y su turbulencia, en especial, al diseñar nuevos procesos de aprendizaje.

Elevada complejidad

Seymour Papert ya señalaba lo siguiente: “…puedo demostrar que un niño con una computadora puede resolver problemas de probabilidad de forma más rápida, fácil y divertida que los cien ejercicios de aritmética de su cuaderno”. El aprendizaje tradicional hace que hoy enfrentemos problemas de elevada complejidad con instrumentos intelectuales de baja complejidad, lo cual dificulta acertar en las soluciones.

Incertidumbre permanente

La mayoría de nuestros textos de estudio partieron de condiciones de certidumbre que hoy no están presentes. Es frecuente encontrar la noción de incertidumbre asociada a la explicación de un fracaso. De nuevo, es preciso afinar las herramientas intelectuales para afrontar este tipo de procesos. No todos son perdedores bajo incertidumbre.

Ambigüedad ubicua

En un escenario donde prevalece la innovación, que es disruptiva y sacude la normalidad, la navegación se hace borrosa en la visión del puerto de destino. Es necesario añadir herramientas que ayuden a acertar en escenarios poco definidos.

Las tecnologías exponenciales

Con tasas de crecimiento que duplican su potencia en poco tiempo, las nuevas tecnologías emergen en familias que crean sinergias entre sí. En un inicio, los crecimientos lineales y los exponenciales no son muy diferentes, pero más adelante el exponencial se dispara. Se dice que vivimos hoy en la denominada “rodilla exponencial”, justo cuando esto acontece.

Internet de las cosas (Internet of Things)

Se estima que unos 4 mil millones de habitantes estarán conectados a internet para el año 2025 y, al mismo tiempo, unos 50 mil millones de objetos. Con microchips flexibles y adheribles, los objetos podrán conectarse entre sí y ser programados para definir su accionar, vía un dispositivo móvil. Se anticipa que esta será la actividad humana de mayor crecimiento en el planeta en el futuro inmediato.

Esos microchips actúan como sensores y captan o envían datos con frecuencia. Se generan así altos volúmenes de datos y, al analizarlos, permiten encontrar patrones o trayectorias (Big Data). Esas transmisiones se pueden realizar a través de conjuntos de redes que configuran una nube (cloud computing). Un caso de aplicación son las “ciudades inteligentes” (Smart Cities) que pueden registrar altos volúmenes de datos y programar acciones consecuentes.

Realidad aumentada

Con información disponible “en la nube”, una persona enfoca su dispositivo móvil y además de registrar lo que visualiza, obtiene capas de información adicional. Un estudiante, sea el caso, al enfocar un bosque, recibe información inmediata sobre el tipo de vegetación, o de las especies prehistóricas que lo habitaron.

Se suma la realidad virtual, otra tecnología que simula objetos o eventos que no son reales, sino resultantes de programas computacionales. Esta familia de tecnologías provee realidades mixtas que enriquecen la realidad experiencial. Los dispositivos móviles de nueva generación ya incluyen estas capacidades.

Inteligencia artificial

Recientemente se han logrado grandes avances en dotar a las máquinas con ciertos grados de autonomía para analizar datos y actuar. Es el caso de la robótica en los sistemas de manufactura. Se suman otras tecnologías conocidas como computación cognitiva móvil (Mobile Cognitive Computing) y las máquinas que aprenden (Machine Learning).

Hace ya un tiempo que utilizamos robots, aunque no tienen apariencia humanoide, por ejemplo el copiloto instalado en los dispositivos móviles para ayudarnos a navegar por las calles. Es un robot programable que aprende, actúa globalmente y opera en esquemas colaborativos. Cuando un conductor transmite su posición, trayectoria y velocidad, el sistema aprende y calcula rutas para guiar a otros.

Manufactura inteligente conectada

A partir de impresoras 3D, los diseñadores transmiten códigos de instrucción para imprimir productos en proximidad al usuario. Esto altera la cadena actual de almacén de insumos, planta de producción, bodega de inventarios, centros de distribución y puntos de venta.

Una economía digital

Las tecnologías exponenciales transforman los fundamentos de toda la economía.

Revierte la lógica de escasez

El valor de un bien se eleva cuando es escaso. Pero, con los digitales la lógica se invierte: su valor aumenta cuanto más circula, y su costo baja. Es el caso de los videojuegos o las series de video.

Empresas inmateriales

Las tecnologías exponenciales propulsan el surgimiento de empresas que operan con pocos activos y proveen bienes o servicios intangibles. Las principales alcanzan alto valor en el mercado en muy poco tiempo, como Uber, Airbnb, Waze. Se definen como empresas algorítmicas porque son programas computacionales complejos con altos volúmenes de usuarios y servicios.

Monedas digitales

Inició con la idea de tener una moneda global para internet (Bitcoin) y evolucionó hacia sistemas financieros complejos virtuales (Fintech) que buscan la desintermediación. Permiten hacer transferencias de valor a través de certificaciones digitales que den validez y seguridad a transacciones instantáneas directas entre personas u organizaciones.

Prosumidores

Las tecnologías digitales habilitan la interacción directa sin fronteras entre productores y consumidores. Ya acontece que un autor de libros digitales reciba intervenciones en su obra de los lectores. Se generan formas inéditas de autoría y creación colaborativa colectiva. Redefine la noción de propiedad intelectual y tendrá manifestación en los libros de texto del futuro.

Población con habilidades exponenciales

La coexistencia con escenarios mutantes, tecnologías exponenciales y empresas inmateriales redefinen los trabajos y las habilidades necesarias en las personas y las comunidades.

Pensamiento algorítmico

Las empresas inmateriales son una tendencia del futuro. Demandarán capacidad para descomponer procesos, trazar trayectorias, programar soluciones y generar un enfoque ordenado y lógico que pueda ser programable. Son formas de razonamiento para abordar tareas o problemas que resultan eficaces con el uso de tecnologías exponenciales para procesos inmateriales en la economía digital.

Pensamiento heurístico

Se requiere abrir espacios nuevos para formas de pensar más basadas en la aproximación, la imaginación o la intuición, en donde es difícil estructurar procesos y, que se reconoce hoy, como heurística. Es la capacidad de coexistir con escenarios inestables, inciertos y con alta ambigüedad.

Pensamiento de diseño

Adopta la metodología de los diseñadores de productos, incorporando una metodología basada en retos y que busca resolver la generación de ideas para atender necesidades de usuarios potenciales. Esta forma de pensar es precursora de la innovación.

Pensamiento innovador

Se desarrolla mejor en espacios diferentes a los tradicionales escolares y con métodos más cercanos al “aprender haciendo”, y con alta tecnología que crea una noción proactiva y participativa. Es clave para incentivar el enfoque disruptivo o de hackeo con efectos de creatividad, imaginación y reinvención.

[textmarker color=”FFFF00″]El reto para la civilización actual es desarrollar nuevas habilidades que permitan una coexistencia con los nuevos escenarios exponenciales.[/textmarker]