Verano Cibernético en Virtual Educa Puerto Rico 2016

0
177

El Departamento de Educación de Puerto Rico busca transformar la enseñanza tradicional con Verano Cibernético.

Con el fin de transformar la enseñanza tradicional para aumentar el aprovechamiento académico y  la tasa de retención escolar, el Departamento de Educación (DE) ha expuesto a unos seis mil estudiantes a experiencias de aprendizaje innovadoras y tecnológicas a través del evento Verano Cibernético, que se lleva a cabo en el marco de la celebración del VXII Encuentro Internacional Virtual Educa 2016, celebrado en el Centro de Convenciones Puerto Rico.

La jornada educativa de estudio interactivo, en la que participan diariamente 1,200 estudiantes, está diseñada para que los estudiantes desarrollen sus destrezas y competencias académicas mediante el uso del modelo E-STEAM (Enviromental, Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics) y la integración de las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Los estudiantes participan de estas actividades distribuidos en cuatro pabellones de trabajo, en los que por una hora, exploran conceptos mediante las estrategias pedagógicas de Aprendizaje Basado en Proyectos (PBL, por sus siglas en inglés) y Aprendizaje Lúdico.

La meteoróloga, Ada Monzón, quien actualmente promueve el innovador proyecto del EcoExploratorio: Museo de Ciencias de Puerto Rico y que colabora con el Verano Cibernético, alabó la estrategia utilizada por el DE y afirmó que además de promover una enseñanza innovadora fortalece el aprendizaje entre pares. “Están hablándose de jóvenes a jóvenes y eso de por sí es una experiencia significativa e innovadora”, destacó Monzón quien conversó con los estudiantes sobre terremotos, huracanes, tsunamis y otros fenómenos atmosféricos en los talleres enfocados en el área de ciencias, física, química y biología.

En los pabellones, los estudiantes crean esculturas y camisas utilizando materiales poco convencionales, rehusados y reciclables, como linternas y papel de aluminio. También exploran el novedoso Virtual Reality, un laboratorio en el que utilizan gafas especializadas para experimentar a través de una montaña rusa conceptos como la conservación de energía, energía cinética, energía potencial y la integración de la tecnología para el beneficio del ser humano.

Además, los jóvenes, de séptimo a duodécimo grado, tienen la experiencia de entrar en el Geodomo inflable, un espacio cinematográfico en el que se exploran temas relacionados a las ciencias atmosféricas y sus efectos en el ambiente. De igual forma, los jóvenes enfrentan el reto de ensamblar un robot en un periodo de 30 minutos y recrean una misión al planeta Marte asesorados por ingenieros de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Otra destreza académica que desarrollan es la manipulación mediante actividades basadas en el uso del tangram, la creación de figuras tridimensionales, prototipos de robots, creación de gráficos y análisis de datos con el uso de frecuencia y patrones, y construcción en madera para desarrollar balance, secuencia y patrón.

La estudiante Javimar Blanco de la Escuela Superior Vocacional de Villalba, aseguró que la experiencia de Verano Cibernético ha sido gratificante ya que les ha provisto el contenido académico de una manera a la que no están acostumbrados y que suele ser mucho más pertinente para ellos. “Esperaba muchos talleres tecnológicos y eso es lo que he visto. Las dinámicas han sido muy buenas, la organización y la manera de llevarnos el conocimiento ha sido lo esperado”, señaló la joven mientras formaba parte del evento.

Por su parte, la Dra. Edna Berríos, ayudante especial de la Secretaría de Servicios Académicos del DE y coordinadora de Verano Cibernético manifestó que “el proceso educativo se enfrenta a nuevos retos y es meritorio  transformar la enseñanza tradicional hacia una basada en la investigación y resolución de problemas donde los estudiantes se involucren con el contenido logrando desarrollar un pensamiento crítico ante la solución de problemas actuales. Nuestros estudiantes han vivido las ciencias en acción”.