Ciudades 2030,
una iniciativa de
Virtual Educa

Nuevo concepto de ciudad




La revolución tecnológica iniciada a finales del siglo veinte, con su impacto en la economía y en el desarrollo del capital humano, derivó en lo que Klaus Schwab - fundador del Foro Económico Mundial que se celebra anualmente en Davos - denominó en 2016 ‘Cuarta Revolución Industrial’ (4RI). La 4RI está marcada por avances tecnológicos emergentes en una serie de campos, incluyendo robótica, inteligencia artificial, cadena de bloques, nanotecnología, computación cuántica, biotecnología, internet de las cosas, impresión 3D, y vehículos autónomos. Klaus Schwab lo asocia también con una segunda era de la máquina.

Simultáneamente se produjo una redefinición del concepto de ciudad derivada, entre otros factores, de cambios demográficos que supusieron una redistribución poblacional, conectividad por banda ancha reforzada, nuevos modelos económicos de concentración de las empresas de servicios, ejes de la economía no directamente productiva, etc. Es además constatable que en las grandes ciudades se iniciaron procesos de gestión compartida y/o transferencia de competencias y, consecuentemente, de fondos desde los gobiernos estatales y provinciales hacia los gobiernos municipales. La Ciudad de México, con aproximadamente un 15% de la población nacional que genera el 34% del PIB, o el Gran Buenos Aires, que cuenta con el 15% de la población pero genera el 53% del PIB, son ejemplos de lo aquí expuesto. Según la OCDE, para 2050 habrá 2,000 millones de habitantes adicionales, lo que supondrá un impacto medioambiental y social sin precedentes para el crecimiento de las ciudades.

Por otra parte, la correlación de los ejes urbanos con la transformación digital tiene también su formulación. Las Smart Cites, o ciudades inteligentes, son aquellas que utilizan el potencial de la tecnología y la innovación, junto al resto de recursos, para hacer de ellos un uso más eficaz, promover un desarrollo sostenible y, en definitiva, mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Estas ciudades se sirven de infraestructuras y tecnologías que disminuyen el consumo energético y reducen las emisiones de CO2, para lo cual se consideran claves las siguientes diez dimensiones: gobernanza, planificación urbana, gestión pública, tecnología, medioambiente, proyección internacional, cohesión social, movilidad y transporte, capital humano y economía.

Los modelos económicos verde y azul que informaron estos procesos de transformación tienen desde 2013 otra perspectiva, con la aparición del libro ‘La economía naranja, una oportunidad infinita’, de Felipe Buitrago e Iván Duque [actual Presidente de Colombia], producido por el BID. Ante la pérdida de los más de 100 millones de puestos de trabajo que la automatización provocará en el próximo decenio, la economía creativa representa una gran riqueza, basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y el multiculturalismo, potenciando las habilidades transversales de los ciudadanos/as. Pero para ello es requisito imprescindible priorizar la formación de recursos humanos, de forma que las ciudades inteligentes se solapen con la economía de la creatividad y de la imaginación, dando lugar a un nuevo concepto de ciudad, la CIUDAD 2030, un modelo socialmente innovador cuyos planteamientos obedecen a los de la Agenda 2030, Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, 2015-2030.





Red de Ciudades 2030

La Red de Ciudades 2030 es una iniciativa de Virtual Educa, coordinada desde la sede de su secretaría general en Washington DC.

La contribución de Virtual Educa al estado de la cuestión es el documento adoptado por el T20/G20 en 2018, denominado The Means for Achieving Greater and Better Literacy: An Exponential Education Model in Support of the 2030 Agenda. En el año 2020 presentaremos un nuevo documento, que exponga las actuaciones derivadas del primero.

Podrán formar parte de la Red aquellas ciudades cuyos responsables institucionales trabajan activamente en políticas sostenibles de infraestructura, medio ambiente, promoción de ejes de talento, desarrollo del capital humano e innovación social, en tanto que la vinculación del tejido social sigue un modelo ‘triple hélice’ [sectores gobierno / productivo / instituciones educativas].

La Red de Ciudades 2030 tiene como objetivos de referencia:

Poner en valor

De forma coordinada las actuaciones que se llevan a cabo en las ciudades de América Latina y el Caribe para el cumplimiento de los ODS y el impulso a la Agenda 2030 desde una perspectiva de innovación social que incluya tanto los ejes de talento para el desarrollo del capital humano como los factores derivados de la economía naranja y el modelo de ciudad inteligente.

Promover la red

Disponer de una estructura organizativa sólida y promover la Red en los ámbitos internacional y multilateral, proponiendo como modelos de buenas prácticas aquellos que impacten positivamente, sean sostenibles y tengan un valor multiplicador.

Presentar la red

Generar instrumentos que permitan visualizar efectivamente tales modelos así como las ciudades que formen parte de la Red, entre otros: i) presentación de la Red en encuentros, foros y reuniones específicas organizados por Virtual Educa; ii) realización de la web de la Red, dotándola de elementos de visualización genérica y dinamización; iii) creación de equipos de asesoramiento; iv) organización de misiones técnicas; etc.