Brasil anuncia inversiones de casi 1.000 millones de reales para la ciencia, la tecnología y la innovación

El Gobierno Federal de Brasil, a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI), destinará casi R$ 1.000 millones en recursos para el desarrollo de la investigación, el pago de becas y otras acciones en favor de la ciencia, la tecnología y la innovación en el país. El anuncio lo hizo el ministro astronauta Marcos Pontes durante la misión del MCTI al Instituto del Corazón, en la ciudad de São Paulo.

Los montos provienen del descuento del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FNDCT), y apoyarán estudios en diferentes áreas, como biotecnología, internet de las cosas, producción de inmunizantes, agricultura y salud.

Entre las nuevas inversiones, destacan los 43 millones de reales para el Programa de Recursos Humanos en Áreas Estratégicas (RHAE), la inversión de 280 millones de reales en los 102 participantes del programa de Institutos Nacionales de Ciencia y Tecnología (INCT), y los más de 650 millones de reales que se destinarán a proyectos aprobados por convocatorias públicas del CNPq, el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico, vinculado al MCTI.

En su intervención en el acto, el ministro Marcos Pontes declaró: «Este es un momento muy importante para la ciencia nacional. Con la pandemia, vimos cómo la ciencia y la tecnología deben trabajar con rapidez para generar calidad de vida, proporcionar un impacto económico positivo y cambiar los escenarios. Todas las inversiones que fueron y están siendo realizadas por el MCTI, muestran la revolución por la que pasó el ministerio, y reafirman el legado de la ciencia brasileña, autosuficiente, palpitante y soberana. La publicación de la FNCDT fue un paso decisivo para esta fase que atraviesan la investigación y la innovación nacionales».

Según el Secretario de Investigación y Formación Científica del MCTI, Marcelo Morales, los recursos traerán resultados positivos y relevantes para Brasil. «Es un momento único para anunciar estas inversiones aquí, en la cuna de las ciencias de la salud, la Facultad de Medicina de la USP. Corrí mucho por estos pasillos del Instituto del Corazón en mi época de estudiante de iniciación científica. Aprovecho para felicitar a la FINEP y al CNPq, que se encargará de transferir y gestionar todas estas cantidades», concluyó Morales.