La Generalitat Valenciana ha constituido el Alto Consejo Consultivo para el desarrollo de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, que establecerá el régimen jurídico al que se deberá ajustar la actividad pública autonómica en materia de cooperación internacional y para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Según ha informado la Generalitat, este consejo consultivo está formado por 35 miembros y cuenta con representación de todas las Consellerias, de diferentes instituciones, de organizaciones sindicales y del tejido empresarial.

Además, está formado por seis personas expertas en economía, medio ambiente, derechos de la infancia y del sector social que estén desarrollando trabajos o investigaciones sobre la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

La presidencia del Consejo queda asumida por el jefe del Consell, Ximo Puig, y la vicepresidencia recae en el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, quien ha destacado que este órgano «supone un paso importante en el trabajo de la Generalitat hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Comunitat».

El conseller de Transparencia ha agregado que la Comunitat se convierte en la primera autonomía en contar con un órgano asesor en la materia de carácter transversal «que promoverá que, en todas las políticas y en cada actuación que se realice desde el gobierno autonómico, se incluya una estrategia enfocada a la implementación de la Agenda 2030».

Entre las diversas funciones que asume el nuevo consejo consultivo destaca el asesoramiento al Consell en la planificación estratégica de la agenda autonómica en materia de los objetivos de desarrollo, y a la definición de las líneas prioritarias de actuación en todas aquellas cuestiones relacionadas con la Agenda 2030.

Alcaraz ha anunciado que se pondrá en marcha una estrategia autonómica de desarrollo sostenible, «como documento vivo de planificación estratégica, que contendrá los ODS a alcanzar en la Comunitat, incorporándose los cambios que se estimen oportunos y convenientes en el marco de un proceso de mejora continua».

Para Alcaraz «la Agenda 2030 es una oportunidad para la Comunitat Valenciana porque coincide plenamente con nuestras prioridades, un desarrollo humano que garantice los servicios básicos a todas las personas y un crecimiento sostenible que genere oportunidades de empleo de mayor calidad».