La consolidación de Internet propia del siglo XXI exige que la sociedad actual enfrente nuevos y complejos desafíos y oportunidades que requieren de la ciudadanía digital. Por un lado, la exposición de la privacidad en las redes sociales, el cyberbullying, el discurso del odio, el grooming y la desinformación, entre otras cuestiones, suponen riesgos; a la vez que el uso creativo y participativo de las nuevas tecnologías de información y comunicación es una gran oportunidad para niños, niñas y jóvenes de hoy.

Con el objetivo fundamental de responder a los nuevos interrogantes del siglo XXI, y considerando que la mayoría de los países de la región no cuentan con políticas públicas sistemáticas y con continuidad en esta temática, la Oficina Regional de Ciencias de la UNESCO para América Latina lanza con el apoyo de Microsoft el primer Programa de Educación en Ciudadanía Digital para América Latina.

El Programa, abordando el tema desde una perspectiva de políticas públicas, tiene el objetivo de promover, profundizar y fortalecer los principios y los contenidos de la ciudadanía digital en la formación docente, ayudando a comprender el funcionamiento y los principios que rigen el entorno digital, analizando el lugar y papel que las tecnologías ocupan en la sociedad, así como evaluando su incidencia en la vida cotidiana y utilizándolas para la construcción del conocimiento.

“El uso responsable de la tecnología, el conocimiento de las virtudes y de los riesgos que implica un mundo digitalizado, es requisito indispensable para la formación de ciudadanos globales, que ejercen sus derechos y obligaciones de manera informada”, explicó la especialista Zelmira May, responsable del programa para Educación de la UNESCO Montevideo.

Con esta meta como norte, la UNESCO Montevideo y Microsoft convocarán encuentros regionales con los gobiernos de América Latina, a través de sus respectivos Ministerios de Educación, con el fin de intercambiar conceptos, principios y significado de la ciudadanía digital y su incorporación en la formación docente. En la misma línea, se implementarán a lo largo del 2020 y 2021 talleres presenciales de fortalecimiento de competencias digitales, destinados a los equipos técnicos gubernamentales. El programa prevé, además, la creación de la primera plataforma en línea para que todos los países de la región puedan consultar cómo se implementa la Ciudadanía Digital en la formación docente, y disponer de recursos didácticos y pedagógicos para su abordaje.

Gracias a esta iniciativa, según Zelmira May,”la educación pasa a tener un rol clave en la transferencia de estos saberes a todos los ciudadanos y a lo largo de toda la vida, pensando no solamente en personas mejor preparados para el trabajo del futuro y el futuro del trabajo, sino también en el pleno ejercicio de nuestra ciudadanía”.