¿Cómo promover inclusión y compromiso a través del aprendizaje en equipo?

El equipo de Blackboard conversó con el Dr. Tendai Charles sobre las estrategias que utiliza para promover y fomentar un sentido de pertenencia, inclusión y compromiso en sus cursos de educación de posgrado en la Universidad Británica de Dubai (BUiD). Gracias a profesores como el Dr. Charles, BUiD ha surgido como un líder en accesibilidad y educación inclusiva en el Medio Oriente, después de haber sido uno de los primeros en adoptar Blackboard Ally y convertirse en el ganador regional de Medio Oriente del desafío inaugural Blackboard Fix Your Content Day 2020.

La pedagogía inclusiva enfatiza la comunidad como un conducto de pertenencia, pero fomentar un sentimiento de comunidad en un contexto de aprendizaje a distancia puede ser un desafío. ¿Cómo aborda el reto de crear comunidad en sus cursos en línea?

Para lograr fomentar un sentido de pertenencia cuando se aprende a distancia, es fundamental estructurar las oportunidades tanto para mí de construir una relación con mis alumnos como para que mis alumnos establezcan una relación entre ellos. En un aula presencial, las interacciones sociales ocurren orgánicamente en conversaciones antes y después de la clase y durante los descansos. Sin embargo, estos tipos de interacciones informales se encuentran ausentes en gran medida en los cursos en línea.

La falta de diálogo entre los estudiantes puede verse agravada por la tendencia del docente a dar conferencias cuando se enseña en línea, y la comunidad no puede prosperar en el monólogo. Para generar diálogo a través de la colaboración, he implementado el “aprendizaje basado en equipos” (TBL – team-based learning) en mis cursos. El primer día del curso, los estudiantes se colocan en grupos de cuatro e intercambian información de contacto. Aprovecho la función “grupos” en Blackboard Learn con la experiencia Ultra para proporcionar espacios dentro del curso donde puedan colaborar con los miembros de su grupo durante el período.

Los principios subyacentes de TBL son que las asignaciones deben promover tanto el aprendizaje como el desarrollo del equipo, y los estudiantes deben recibir comentarios frecuentes e inmediatos. ¿Cómo organiza las actividades y evaluaciones de su curso de acuerdo con estos principios?

Cada semana, proporciono a los estudiantes una actividad en equipo diferente, que se puede realizar de forma sincrónica o asincrónica, según la tarea. Por ejemplo, en uno de mis cursos, los grupos deben crear un video explorando una teoría del aprendizaje y presentarlo a la clase. Cada equipo tiene acceso a su propia sala de Blackboard Collaborate para la discusión sincrónica de su tema y la planificación de su video, así como un documento compartido de Google para la toma de notas asincrónica y la delegación de tareas. Cada miembro del grupo graba su segmento individualmente, y luego cada pieza se edita en un solo video que se carga y se comparte con el resto de la clase.

Debido a que tanto Blackboard Collaborate como Google Docs me permiten ver un registro de las interacciones, puedo evaluar de manera auténtica el proceso y brindar comentarios formativos al grupo. Esto me permite asegurarme de que todos en el grupo participen y que la dinámica del grupo incluya a todos los miembros. También me da la oportunidad de aprender sobre mis estudiantes individuales y profundizar mi relación con ellos.

Al mismo tiempo, es posible que algunas formas de participación y colaboración no sean totalmente visibles para mí en la grabación de Blackboard Collaborate y en el historial de revisión de Google Doc. Diseñar para la interdependencia en el trabajo en grupo implica que el producto final no se puede terminar por completo sin la contribución directa de cada miembro. Si bien no asigno calificaciones al trabajo en grupo, puedo evaluar la presentación final del video tanto en qué tan bien el video explica el concepto desde mi perspectiva como instructor del curso y qué tan efectivamente el video enseña el concepto a otros estudiantes en la clase. Esta oportunidad de aprendizaje de igual a igual amplía las conexiones de la comunidad de la clase desde los individuos dentro del grupo hasta los individuos de todos los grupos.

La actividad de video grupal también recuerda a las actividades “rompecabezas” dentro del salón de clases, donde a los grupos se les asigna una parte de una lección y luego se les pide que enseñen su sección a otros miembros de la clase. Al igual que con TBL, también se ha demostrado que las actividades “rompecabezas” fomentan un sentido de pertenencia porque cada miembro del grupo juega un papel esencial no solo dentro del grupo, sino en el aprendizaje general y el avance de la comunidad. ¿Puede pensar en algún ejemplo de su enseñanza en el que compartir nuevas perspectivas contribuyó a nuevos entendimientos entre compañeros?

Las interacciones con diversos miembros del grupo pueden servir para desafiar los estereotipos y descubrir prejuicios ocultos. Recientemente, uno de mis alumnos me admitió que había creído que las mujeres eran mejores maestras que los hombres, pero líderes inferiores a los hombres. Sin embargo, sus interacciones con su grupo y las contribuciones de una mujer en particular en su grupo le revelaron que las mujeres eran más que capaces de ser líderes igualmente efectivas. Estos son los tipos de oportunidades de aprendizaje ocultas o inesperadas que surgen a través de las interacciones sociales guiadas de TBL, y sirven como momentos poderosos para unir a una comunidad a través de un sentido compartido de pertenencia y comprensión.

¡Regístrate en el próximo evento de Virtual Educa!