Educación superior: el programa colombiano Generación E brinda oportunidades de acceso con calidad

Permite que los estudiantes de todas las regiones del país accedan a la educación superior en 73 instituciones y programas de alta calidad distribuidos en todo el país.

0
168

En octubre de 2018, el presidente de Colombia, Iván Duque, y la ministra de Educación, María Victoria Angulo, anunciaron el nacimiento de Generación E, una nueva iniciativa del Gobierno con la que se busca que los mejores estudiantes de Colombia puedan acceder a la educación superior, sobre todo pública.

Educación superior para más jóvenes colombianos: equidad, equipo y excelencia

Uno de las principales metas de Generación E es que los estudiantes colombianos dejen de estar discriminados por el poder adquisitivo de sus familias. El Gobierno se compromete a ayudar a dos mil quinientos siete estudiantes, que han logrado más de trescientos cincuenta y nueve puntos en las pruebas Saber 11.

Los tres componentes que articulan el plan son:

1. Equidad

El Gobierno con la Generación E quiere normalizar la entrada en la Universidad de los estudiantes con menos recursos y buenos expedientes. Para acceder a las becas los estudiantes tendrán que ser admitidos en una Universidad de Colombia y estar por debajo de los 32 puntos Sisbén.

2. Equipo

Las medidas para fortalecer la educación superior también afectará a las propias universidades. Recibirán nuevas subvenciones para mejorar sus instalaciones y programas educativos. De este modo está previsto que los estudiantes podrán desarrollar su vida académica de un modo más pleno y productivo.

3. Excelencia

Se premiará el esfuerzo y habilidades de los estudiantes. Las becas de la Generación E quieren premiar a los estudiantes con mejores notas. La educación superior se edifica gracias a la excelencia académica. El Gobierno con sus ayudas busca motivar a los alumnos.

Primeros resultados de Generación E

Hasta el momento, según datos del Ministerio de Educación, han sido 18.240 los jóvenes que se han beneficiado del nuevo programa. De este número, 15.456 casos de tratan de jóvenes de todas las regiones del país a quienes les informaron que recibirán la matrícula para estudiar su primer semestre en instituciones de educación superior públicas. “Estos primeros beneficiarios, 9.827 están estudiando en universidades públicas y 5.629 en instituciones técnicas profesionales, tecnológicas y universitarias que ofrecen programas académicos en 21 departamentos del país”.

En otras palabras, son beneficiarios del componente Equidad de “Generación E”, en el que se les paga la matrícula a los colombianos que tengan un puntaje Sisbén igual o menor a 32 puntos y estén admitidos en una institución de educación superior pública.

“La meta es vincular a 80 mil estudiantes del componente de Equidad en un proceso gradual cada año y beneficiar a 320.000 estudiantes colombianos, en este cuatrienio, con la financiación de hasta el 100% del valor de la matrícula y un subsidio de sostenimiento por el tiempo de duración del programa académico”, explica la cartera de educación.

Los otros 2.2784 casos se trata de beneficiaros del componente “Excelencia” del programa. Es decir, estudiantes con un puntaje Sisbén igual o menor a 57 y que además hayan tenido uno de los mejores puntajes en las pruebas Saber 11. Para estos casos, los estudiantes sí pueden elegir si quieren estudiar en una institución pública o privada, y tienen un esquema de financiación en el que el Estado da una parte, la universidad que elijan otra y una suma más la asume el estudiante. A la fecha, “el 42% de los estudiantes más sobresalientes del país seleccionaron a instituciones públicas y el 58% a instituciones privadas en ambos casos de alta calidad”.

La meta del Ministerio en este último componente es adjudicar el beneficio a 4.000 personas este año y llegar a los 16.000 jóvenes durante los próximo cuatro años.

Finalmente, para el último componente de “Generación E”, llamado Equipo y que busca rescatar a las instituciones de educación superior pública, la cartera reitera que “destinará nuevos recursos anuales para el fortalecimiento de las 61 instituciones de educación superior públicas con un monto de recursos de más de 4,5 billones de pesos”.