Namya Joshi, de 13 años, le encanta entrenar profesores. La estudiante de séptimo año ha ayudado a los profesores de su escuela a convertir sus aulas en sesiones interactivas de Minecraft.

“Minecraft es un gran plataforma. Si por ejemplo, a un niño no le gusta leer libros, puedes crearlos en Minecraft y hacer que el niño se interese”, comentó con naturalidad la estudiante de la Escuela Sat Paul Mittal en Ludhiana,

Todo comenzó hace dos años, cuando su madre, que es jefa de TI en la escuela, se registró para convertirse en mentora global de Minecraft, como parte del programa Microsoft Innovative Educator.

“No sabía mucho de Minecraft cuando me registré. Tuve algo de exposición en nuestra escuela durante la Hora del Código de Microsoft pero eso era todo lo que sabía del juego. Comencé a investigar sobre él y al principio me sorprendió ver cómo un juego podía ser integrado al plan de estudios de la escuela. No estaba convencida”, comentó Monica Joshi, madre de Namya.

Como Microsoft Expert Educator, Joshi pensó que podría aprender cómo utilizar Minecraft por su cuenta y de manera gradual, pero todo eso cambió cuando un día vio que Namya jugaba Minecraft: Education Edition, una edición especial del juego personalizada para el entorno del aula, en su laptop.

“Había visto Minecraft instalado en la laptop Windows 10 de mi madre y comencé a probarlo por mi cuenta. Después de entender lo básico, vi algunos tutoriales y empecé a familiarizarme con él”, comenta Namya con orgullo.

Después de recuperarse de esa impresión inicial, Joshi le pidió a su hija que creara su siguiente lección en el mundo de Minecraft. Era una lección de escritura creativa y Namya tuvo que escribir sobre su viaje reciente a las colinas. El resultado convenció a Joshi sobre utilizar Minecraft en su escuela.

“Ella creó las colinas, las caídas de agua y otras cosas que vio durante el viaje y escribió descripciones de todo en Minecraft”, recuerda Joshi.

Discutió la posibilidad de integrar Minecraft en el plan de estudios con la directora de la escuela, Bhupinder Gogia, feroz defensora de utilizar la tecnología en la educación.

“Una de las principales responsabilidades de cualquier escuela es preparar a los niños para el futuro. Ludhiana es una ciudad clase dos en Punjab y si mis estudiantes no pueden salir para recibir exposición, quisiera que la tecnología les trajera el mundo. Nos asociamos con Microsoft y nos convertimos en una escuela Microsoft Showcase”, comentó Gogia.

Con el aliento de la directora, el dúo madre-hija comenzó a crear más lecciones en Minecraft y pronto otros estudiantes y profesores en la escuela se les unieron.

“Comenzamos con un experimento con algunas clases y pedimos a los estudiantes que convirtieran su lección de Matemáticas a Minecraft y los resultados fueron sorprendentes. Algunos estudiantes crearon libros de e-learning para los que realizaron una investigación exhaustiva. Pronto, los estudiantes de escuela media nos pidieron que los metiéramos a Minecraft. Hoy, tenemos licencias de Minecraft para toda la escuela”, agregó la directora.

Hasta ahora, Namya ha entrenado a más de 100 profesores en su escuela y alrededor del mundo, a través de Teams, sobre el uso de herramientas Microsoft como Minecraft, Scratch, Kahoot, y Flipgrid en sus aulas. Su experiencia de primera mano de la efectividad de esas herramientas para el aprendizaje la ha llevado a convertirse en una importante defensora de la gamificación en la educación.

“Lo mejor es que ahora puedo decir a los profesores que me escuchen y presten atención a lo que digo. Es una gran sensación”, ríe Namya.

De manera regular, colabora con educadores y aprendices de todo el mundo a través de Microsoft Teams. La extraordinaria estudiante de séptimo grado tiene su propio blog y hace poco lanzó también un canal de YouTube.

También disfruta su rol como embajadora estudiantil en #MSEduChat, un evento mensual de redes sociales organizado por Microsoft Educación. El evento incluye conversaciones globales y pluriculturales sobre temas que son relevantes para profesores, líderes escolares, directores de TI, y especialistas en tecnología para la educación.

“Las sesiones me ayudan a conectar y colaborar con personas de todo el mundo que piensan como yo. También me ayudan a inculcar los valores de empatía y trabajo en mi equipo a mi enfoque”, comentó.

Motivada por el aprecio a su pasión, Namya ahora canaliza sus esfuerzos para un propósito más grande.

“Mi meta es hacer que la gente entienda sobre valores mayores a través de los mundos de Minecraft. Creo en Each One Can Teach Ten (Cada uno puede enseñar a diez) y la gamificación en la educación nos puede ayudar a trabajar encaminados hacia la Meta 4 de Desarrollo Sustentable (SDG 4, por sus siglas en inglés) de la ONU – para garantizar educación de calidad inclusiva y equitativa y para promover oportunidades duraderas de aprendizaje para todos”, mencionó Namya.

Para alguien que apenas cumplió trece, los logros de Namya son más grandes que la vida misma. Ya ha hablado en KEOS2019 – una conferencia global de educación en Finlandia, donde también realizó un taller para profesores. También ganó la Competencia Nacional de Minecraft en diciembre de 2018 y ha sido nominada como embajadora de la India para SDGs For Children.

Minecraft ha tenido otro efecto, bastante inesperado, en ella.

“Me ayuda a meditar. Una vez rompí el jarrón favorito de mi madre y ella se enojó conmigo. Me sentí triste, así que fui a Minecraft y planté árboles para calmarme”, recuerda con una sonrisa.