Innovación, tecnología e inclusión: la tríada para una educación transformadora hacia el 2030

La tercera versión del Foro Internacional de Educación Superior Virtual Educa, organizado por la Universidad Franz Tamayo (UNIFRANZ) y Virtual Educa, congregó a la comunidad  universitaria, expertos internacionales  (España, Portugal, México, Perú, Chile y Bolivia), representantes del gobierno nacional y local en dos jornadas de debate y reflexión sobre las tendencias en modelos de educación superior y posgradual, donde se planteó la tríada de la innovación, el desarrollo y la inclusión para la educación transformadora, con miras a 2030.

El evento híbrido (virtual y presencial) tuvo más de 3.800 participantes. Para la Rectora Nacional de UNIFRANZ, Verónica Agreda de Pazos, “América Latina y el Caribe sin duda han mejorado el acceso a la educación en todos los niveles, sin embargo, hay que trabajar en la calidad y la tecnología que debe continuar con su rol democratizador para hacerla más accesible y ponerla al servicio de la sociedad”, afirmó.

Por su lado, el Gobierno nacional, a través del Viceministro de Educación Superior de Formación Profesional del Estado Plurinacional de Bolivia, José Luis Gutiérrez, planteó impulsar procesos de transformación en la educación basados en una nueva tríada:  la innovación, el desarrollo y la inclusión; donde la “sociedad salga de su zona de confort para incorporar nuevas estrategias que enriquezcan el proceso de enseñanza-aprendizaje”, detalló.

“Podemos visualizar una sociedad informatizada, que suple a la sociedad del pasado. La economía globalizada, los gobiernos nacionales y progresistas, los sistemas democráticos y participativos construyen una sociedad que apunta al desarrollo sostenible, con una estructura de participación horizontal y con pautas para un futuro educativo de transformación permanente. En ese sentido, UNIFRANZ es una universidad que aporta al desarrollo sostenible de nuestro pueblo”, enfatizó Gutiérrez.

Un criterio similar al de Ágreda de Pazos fue de Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, y expositor del Foro, quien aseguró que si bien, países como Bolivia, Argentina, Chile y Perú avanzaron en la equidad e inclusión de la educación en la región, aún hay una brecha vinculada a factores económicos, de género y acceso a las tecnologías de información.

La pandemia como catalizador de los cambios

Los expertos que participaron del III Foro Internacional de Educación Superior coincidieron en que la pandemia constituyó en catalizador para acelerar la “avalancha” de cambios que se avizoraban desde años atrás, sobre todo con la implementación de tecnología, la digitalización y la ubicación del estudiante en el centro del aprendizaje; aspectos contrarios a las estructuras tradicionales.

“La digitalización en la educación no es que el estudiante tome notas con un iPad o que el profesor haya cambiado el encerado y la tiza por una pantalla para señalar y haga Powerpoint. Eso no es digitalización. La digitalización es la transformación de una sociedad a nuevos procesos productivos”, afirmó Lluis Pasto, Doctor en Periodismo por la Universidad Ramón Llull (URL), máster en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), titulado en Administración de Empresas por el IESE, Universidad de Navarra, y expositor en el foro de la UNIFRANZ.

Y, para José Eduardo Castillo, presidente de la iniciativa Universidad 2030 de Virtual Educa, las universidades deben dejar atrás las estructuras tradicionales de “torres de marfil”.  “Si queremos hablar de la educación del futuro, necesitamos imaginarnos una universidad para el futuro, para ello hay que trabajar sobre la marcha en la visión de una nueva universidad, con una perspectiva radicalmente diferente a la tradicional, en el que el estudiante sea el centro y verdadero responsable del aprendizaje”, sostuvo.

En el evento destacó la participación de activistas e influencers que defienden los derechos humanos y la protección del medio ambiente, para que desde las universidades se proyecte una visión hacia la cultura de responsabilidad con la comunidad.

Para Ágreda, máxima autoridad de UNIFRANZ, en estos tiempos los profesionales deben formar sus competencias humanas a la par de las aptitudes técnicas. “La pandemia nos ha enseñado cuán importantes son las competencias para la vida y la responsabilidad con los demás y nuestro planeta”, puntualizó.

Los retos de la UNESCO para una educación transformadora hacia el 2030 

Equidad e inclusión, innovación, movilidad, sostenibilidad e internacionalización son los cinco retos para lograr una educación superior transformadora hacia el 2030, según Francesc Pedró, Director del Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe.

América Latina y el Caribe premian a los graduados en educación superior, según los estudios realizados por la UNESCO y presentados por Pedró. “Hay una significativa diferencia de sueldo entre los trabajadores graduados solo con educación secundaria y los graduados en educación superior. Aunque este número es optimista es importante recalcar que solo una de cada dos personas que inician estudios superiores los finalizará, evidenciando una tasa de deserción del 46%”, argumentó.

Con el propósito de trabajar de la mano de los sectores productivos y generadores de empleo, el foro incluyó la presentación del estudio Necesidades y Formación, realizado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), junto a UNIFRANZ, que refleja los requerimientos del mercado laboral, frente a la oferta de formación profesional.

“La educación debe adaptarse a las nuevas realidades y exigencias laborales, con nuevas habilidades y aptitudes para generar una mayor productividad laboral”, afirmó Gustavo Jáuregui, Gerente General de la CNC, durante su alocución.

A las empresas les interesa los resultados en el campo de desempeño, saber qué puede hacer el profesional, qué habilidades logró desarrollar y cómo aportará al desarrollo de la empresa. Por eso es necesario que las universidades implementen una calificación de habilidades que demuestre todo lo que es capaz de hacer el profesional, aseguró Pastor, experto en educación superior.

El evento consolidó la alianza entre universidades para llegar a la educación y el desarrollo sustentable hacia el 2030, y esta reciente versión del foro se basó en la calidad y estándares en la educación superior, la universidad y el mercado laboral, la construcción del futuro de la academia superior, prácticas innovadoras de enseñanza-aprendizaje y tendencias en educación superior para el ecosistema de innovación.

“Esta iniciativa se crea con la intención de construir una red de universidades, para compartir buenas prácticas, desarrollar programas de manera conjunta, investigar e innovar hasta alcanzar el desarrollo sustentable entre todos”, agregó la Rectora nacional de UNIFRANZ.