El 3 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por consenso una resolución que proclama el 24 de enero “Día Internacional de la Educación”, a fin de celebrar el papel desempeñado por la educación en favor de la paz y del desarrollo.

Mientras la comunidad internacional del sector educativo se reunía en Bruselas en el marco de la Reunión Mundial sobre la Educación, la Asamblea General de las Naciones Unidas envió un mensaje contundente que reconoce el papel clave desempeñado por la educación en favor de la paz y el desarrollo.

La aprobación de la resolución 73/25 titulada “Día Internacional de la Educación”, corredactada por Nigeria y otros 58 Estados miembros, demostró la voluntad política inquebrantable de apoyar las acciones transformadoras en favor de una educación inclusiva, equitable y de calidad para todos.

Al consagrar un día en particular a la educación en el mundo, la comunidad internacional ha reafirmado que la educación desempeña un papel clave en la construcción de sociedades sostenibles y resilientes, y que contribuye a la consecución de los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con el objetivo de reforzar la cooperación internacional en apoyo a los esfuerzos desplegados en aras de la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, la resolución ha hecho un llamamiento de todas las partes interesadas, fundamentalmente los Estados miembros, los organismos de las Naciones Unidas, así como la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, las instituciones académicas, el sector privado, las personas a título individual y los demás sectores vinculados con estas cuestiones, con para que celebren el Día Internacional de la Educación.