La compañía española Odilo, considerada por muchos como el «Netflix de la educación», acaba de adjudicarse el concurso de proveedor de bibliotecas digitales para el sistema nacional de bibliotecas públicas de los Países Bajos. La solución tecnológica que desplegará durante 2020, basada en inteligencia artificial, permitirá ofrecer el servicio de préstamo de cualquier tipo de contenido digital (ebooks, audiolibros, cursos, podcasts, revistas, vídeos, periódicos y mucho más) a través de una solución integrada y personalizada para cada tipo de usuario. 

Con 140 millones de lectores en 43 países, Odilo -socio estratégico de Virtual Educa- es el proveedor líder de ​soluciones inteligentes de bibliotecas digitales y clubes de libros virtuales.

La población de los Países Bajos tiene uno de los servicios bibliotecarios más activos del mundo. Según la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA), el país procesa unos 175 millones de préstamos por año, y casi la mitad de la población neerlandesa es usuaria del sistema de bibliotecas. 

“Estamos muy emocionados de habernos adjudicado una licitación pública internacional tan exigente presentando nuestro nuevo producto de biblioteca digital inteligente y especialmente de ser socios de una de las redes de bibliotecas con mayor experiencia del mundo en lectura y consumo digital, estamos seguros de que vamos a aprender muchísimo trabajando juntos los próximos años, esperamos poder colaborar como socios tecnológicos a la misión de las bibliotecas públicas holandesas, que es la elevación de las personas”, declaró Rodrigo Rodríguez, CEO de Odilo. 

«Nos complace haber elegido a Odilo como socio estratégico clave para desarrollar una experiencia optimizada de biblioteca digital a todos los usuarios de nuestro sistema. Nos ha sorprendido gratamente la excelencia en las funcionalidades, ya desarrolladas y testadas, el buen nivel de servicio y la óptima experiencia de usuario con la que contarán los neerlandeses una vez entre en funcionamiento nuestra nueva biblioteca», comentó Hans Pleysier, Project Manager de la biblioteca nacional de los Países Bajos. 

Este proyecto tiene un gran potencial para cambiar definitivamente las dinámicas del servicio de préstamos digitales en bibliotecas: ya no se trata de sólo proveer un servicio de préstamo de forma reactiva al usuario habitual, sino de establecer una nueva experiencia donde la biblioteca se ayude de la tecnología para expandir sus servicios a nuevos usuarios, tome un rol activo en proponerles nuevos contenidos y formas de consumo pero sobre todo amplificar el gran valor proporcionado por los bibliotecarios para vertebrar sus comunidades.