Portugal se unió al grupo de países clasificados como Innovadores Fuertes por primera vez en 2020, después de 10 años como Innovador Moderado, en el Cuadro Europeo de Indicadores de la Innovación. Portugal está ahora en el grupo que incluye a Alemania, Francia, Austria, Bélgica, Irlanda y Estonia.

El entorno favorable a la innovación y los atractivos sistemas de investigación se citan como los principales factores para que Portugal sea ahora uno de los países en primera línea, y los que más subieron en la tabla entre 2012 y 2019.

La importancia de las políticas favorables a las pequeñas y medianas empresas (PYME), más concretamente las que fomentan la protección de activos como los derechos de propiedad industrial, tiene un impacto directo en el desarrollo tecnológico y la innovación.

La Oficina Europea de la Propiedad Intelectual y la Comisión Europea han puesto en marcha un fondo de apoyo a las PYME de 20 millones de euros, a través del cual pueden obtener el reembolso del 50% del importe de las tasas de solicitud de marcas y diseños, hasta un máximo de

La primera convocatoria de fondos tuvo lugar el 11 de enero, y las PYME portuguesas se encuentran en las primeras posiciones de las solicitudes de este fondo.

Más patentes y marcas

En cuanto a la protección de las invenciones nacionales, en 2020 el número de solicitudes de patentes y modelos de utilidad superó en Portugal las 1.000 (en concreto, 1.124), lo que supone un incremento del 16,5% respecto a las 965 solicitudes formalizadas en 2019.

Por otro lado, el volumen de validaciones de patentes europeas en Portugal (5.385) sigue siendo un fuerte indicador del interés que despierta el mercado portugués.

Se registró un aumento del 25,5% en el número de solicitudes de patentes internacionales con origen en Portugal: de 200 solicitudes en 2019, se pasó a 251 en 2020, señal de una propensión relevante a salvaguardar los derechos de propiedad industrial en otros territorios.

Por lo que respecta a las marcas y otros signos distintivos del comercio, se observa que, a pesar de la pandemia de Covid-19, sólo se ha producido un pequeño descenso del 0,6% en las solicitudes nacionales, con 21 426 solicitudes registradas en 2020.

En cuanto a las marcas, y en términos proporcionales, Portugal es uno de los países de la Unión Europea con mayor apetito de protección: 2.094 solicitudes de marcas por millón de habitantes, muy por encima de países como el Reino Unido, Alemania, España y Francia.

¡Regístrate en el próximo evento de Virtual Educa!