Universidad Central del Caribe: una educación de excelencia

47

Fundada en 1976, la Universidad Central del Caribe (UCC) se distingue por ser una institución de educación superior con programas académicos especializados en las áreas de salud y ciencias con un fuerte componente de servicio a la comunidad.

Inició como la primera Escuela de Medicina privada sin fines de lucro en Puerto Rico desde su ubicación inicial en Cayey, pero pocos años después se mudó a Bayamón y estableció un acuerdo de colaboración con el Hospital Dr. Ramón Ruiz Arnau (HURRA). En esa institución, reside el Programa de Residencia en Medicina Interna de la UCC que ofrece la especialización en esa rama de la medicina.

Desde entonces, la UCC ha continuado su crecimiento con el desarrollo de nuevos programas académicos y servicios a la comunidad. Cuenta con las acreditaciones de la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE) y el Liaison Committee on Medical Education (LCME), que garantizan que la UCC cumple con los más altos estádares de enseñanza.

Entre los logros más recientemente alcanzados, destaca que el 100% de los estudiantes graduados de la Escuela de Medicina en mayo del 2020 fueron aceptados en programas de residencia – para hacer especialidades médicas- en Puerto Rico y Estados Unidos.

Igualmente, bajo la presidencia de la Dra. Waleska Crespo, la UCC ha logrado establecer programas únicos en Puerto Rico y el Caribe como el Programa de Doctorado en Quiropráctica, que inició hace dos años y medio. Ese programa, que se distingue por tener un currículo basado en evidencia, le ofrece la oportunidad a todos los jóvenes interesados de estudiar dicha disciplina sin tener que mudarse de la Isla. También la UCC, cuenta con el único programa en medicina de adicción en Puerto Rico, dirigido a médicos primarios. El Fellowship Multidisciplinario en Medicina en Adicción tiene el objetivo de capacitar a los médicos para que puedan identificar personas con el síndrome de uso de sustancias y sean la puerta de entrada al sistema de salud. Este año, la UCC recibió un grant que le permitió ampliar el programa para aceptar más médicos.

Como parte de su oferta académica, la UCC también cuenta con el Programa de Imágenes Médicas, el Programa de Consejería en Abuso de Sustancias y los estudios graduados en Ciencias Biomédicas, que incluyen doctorados en Biología Celular y Molecular y Neurociencia.

Profesionales capacitados en diversas áreas de consejería, psicología y neuropsicología integran el equipo de apoyo a los estudiantes, que recientemente desarrolló el Programa de Bienestar UCC. Como parte del apoyo al estudiantado, la UCC distribuyó recientemente $300,000 en becas estudiantiles y ha desarrollado actividades de capacitación en la educación a distancia para asistir a los profesores en los cursos.

Como parte de su misión educativa, la UCC cuenta con una Oficina de Educación Continua y Adiestramientos, que en medio de este periodo de distanciamiento social, ha modificado toda su oferta para ofrecer de manera virtual todos los cursos de educación continua a los profesionales de la salud.

La UCC, además, ofrece servicios médicos directos a través del Centro Universitario de Medicina Integral y Complementaria (CUMIC), que cuenta con quiroprácticos, terapistas del masaje, fisiatra, nutricionista y acupuntor. Mientras que la clínica de salud mental CONTIGO cuenta con psiquiatras y psicólogos para atender al público. De igual forma, los servicios médicos cuentan con un componente comunitario que atienden los estudiantes a través del grupo Medicina Urbana, que el año pasado ofreció servicios a cerca de 1,000 pacientes durante decenas de clínicas de salud gratuitas organizadas a través de todo Puerto Rico.

Como parte de las alianzas que realiza con diversas instituciones, la UCC tiene acuerdos de colaboración con el Fideicomiso para Ciencias, Tecnología e Investigación de Puerto Rico, entre otras.


La autora es decana de Desarrollo Institucional y Planificación Estratégica de la Univeridad Central del Caribe.