El mundo avanza a grandes velocidades y si en algo coincidimos en diferentes sectores es en que el sistema educativo no puede quedarse atrás. Las innovaciones tecnológicas han puesto al descubierto los grandes retos en materia de innovación educativa que tenemos en Latinoamérica y el Caribe. En la mayoría de las aulas no contamos con dispositivos, herramientas y/o conectividad, tampoco contamos con una formación concreta de nuestros maestros en el uso y apropiación pedagógica de las TIC. Lo anterior redunda en menores oportunidades para los niños y jóvenes a la hora de acceder a un mercado laboral cada vez más competitivo y tecnológico, y profundiza la brecha de desarrollo de nuestros países.

Entendiendo esta necesidad, desde hace doce años, Aulas Amigas ha decidido ser parte de la solución, trabajando por la transformación de los ambientes de aprendizaje con un esfuerzo centrado en tener mejores maestros, cada vez más capacitados, con mejores recursos y con las competencias necesarias para formar a los ciudadanos del siglo XXI. A la fecha, Aulas Amigas ha formado más de 11.000 docentes en TIC, impactado a más de 700.000 estudiantes e implementado más de 5.500 ambientes de aprendizaje. 

Desde hace doce años, Aulas Amigas trabaja por la transformación de los ambientes de aprendizaje con un esfuerzo centrado en tener maestros más capacitados, con mejores recursos y las competencias necesarias para formar a los ciudadanos del siglo XXI.

El proyecto Aulas AMiGAS (Ambientes de Aprendizaje para la Innovación Educativa y la Gestión del Aprendizaje Significativo) es un concepto único, que tiene como objetivo transformar los ambientes de aprendizaje a través de un proyecto integral, que busca atender no solo los retos tecnológicos sino también pedagógicos dentro y fuera del aula de clase.

Tres componentes principales forman parte del proyecto de Aulas Amigas: 1. Formación y acompañamiento docente; 2. Herramientas, contenidos y recursos 3; Tecnología (Tomi7), todo lo anterior tranversalizado por un sistema de seguimiento estadístico: El observatorio Educativo, y, además, fortalecido por las comunidades de práctica docente: La Red de Embajadores y la Red de Maestros de Tomi.Digital.

En el afán por cualificar el modelo Aulas AMiGAS, esta empresa educativa se dio a la tarea de formar alianzas estratégicas con instituciones y organizaciones de calidad que sumaran en esta gran apuesta; es así como una de las universidades más importantes de Colombia, la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), decidió unirse al reto y aliarse con Aulas AMiGAS, con el aporte desde su Escuela de Educación y Pedagogía y otras dependencias un sinfín de ideas y oportunidades para los docentes y comunidad educativa.

El proyecto Aulas AMiGAS ya ha formado más de 11.000 docentes en tecnologías digitales, impactado a más de 700.000 estudiantes e implementado más de 5.500 ambientes de aprendizaje. 

Aulas AMIGAS reconoce como verdadero honor el hecho de poder trabajar de la mano con la UPB, Universidad acreditada en alta calidad multicampus, donde todos sus procesos de formación y modelo de innovación educativa van a estar respaldados. La alianza conformada por aulas AMiGAS y la Universidad Pontificia Bolivariana, particularmente la Escuela de Educación y Pedagogía, está orientada a tres ejes principales:

  • El proceso de formación se configura como dos cursos certificados y avalados por la Universidad, que una vez aprobados dan como resultado la Diplomatura «Apropiación e innovación educativa con uso de TIC en ambientes de aprendizaje Aulas Amigas» con el sello de calidad de la UPB. Además, los módulos se certifican con insignias digitales que el docente podrá reportar en su CV.
  • Programa de formación para Familias, el cual parte del Programa Formando Familias de Aulas Amigas y se fortalece con la propuesta de Currículo de Familias de la UPB y con experiencias prácticas digitales. 
  • Investigación aplicada: se comienzan a gestar procesos y actividades con la participación de ambos aliados para la creación de nuevos proyectos e investigaciones en diferentes áreas.

Todas estas acciones no hacen más que enfatizar una premisa de ambas organizaciones, y que son el punto común que da impulso a la alianza: la tecnología debe estar al servicio de la educación y la pedagogía, que es la razón de ser del maestro. El accionar de esta alianza se centra en apoyar a los maestros para que lleven adelante la linda misión que eligieron, con creatividad, y generando procesos de innovación permanente para el bienestar social y la calidad de la educación.

Formación y acompañamiento docente; herramientas, contenidos y recursos; y tecnología (Tomi7); son los tres componentes claves del exitoso modelo de innovación que propone Aulas AMiGAS para las aulas en Latinoamérica y el Caribe.
¡Regístrate en el próximo evento online de Virtual Educa!