COVID-19: Argentina dio a conocer resultados del Plan de Virtualización de la Educación Superior (PlanVES)

La emergencia sanitaria llegó sin previo aviso y en pocas semanas las universidades tuvieron que adaptar sus clases y todas sus actividades presenciales a una nueva modalidad virtual que aún continúa.

Ante la necesidad de sostener la calidad académica en este contexto, la Secretaría de Políticas Universitarias lanzó, en 2020, una convocatoria para fortalecer la enseñanza virtual en las universidades mientras dure la emergencia y en el período de post pandemia. La misma incluía cuatro líneas de acción: capacitación docente y acompañamiento a los estudiantes; herramientas tecnológicas y conectividad; y actividades de extensión e investigación.

Herramientas tecnológicas y conectividad

El equipamiento tecnológico fue un punto crítico al momento de tener que traspasar todas las actividades a la virtualidad. Si bien muchas universidades ya contaban con educación a distancia, su capacidad instalada era escasa para alojar a toda la población estudiantil, docente y no docente que tuvo que reconvertirse a la virtualidad. En este sentido, el PlanVES resultó de gran ayuda para poder adquirir tecnología que permitiera llevar adelante el año académico.

Tal es el caso de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), que si bien ya contaba con un campus virtual, lo utilizaba principalmente para sala de profesores y algunas tutorías. “De alojar como máximo a 300 personas, en pocos días tuvimos que dar soporte a 30 mil estudiantes y cientos de materias. Con esta convocatoria, compramos dos servidores que nos permitieron dar acceso a todo el estudiantado en 901 aulas virtuales, pero también realizar la inscripción al nuevo ciclo lectivo de manera cien por ciento virtual”, cuenta Paula Zabaleta, responsable del proyecto en UNPAZ. Además, adquirieron un grupo electrógeno que garantizará el trabajo remoto, ya que la universidad se ubica en una zona que sufre gran cantidad de cortes de luz.

En el caso de la Universidad Nacional de Salta (UNSA), varias carreras debieron reconfigurar el año académico y comenzar sus clases virtuales en septiembre de 2020. Previo a eso, realizaron un relevamiento sobre las necesidades de los docentes y estudiantes y, gracias a PlanVES, entregaron 2.200 becas de conectividad para alumnos y 70 notebooks a profesores que no contaban con una computadora para dictar clases. Además, contrataron 150 licencias de la plataforma profesional de Zoom para ser utilizadas por las distintas unidades académicas.

Pero no sólo resolvieron la situación del momento, sino que con esta convocatoria, pudieron adquirir todo el equipamiento necesario para instalar el Sistema Integral de Educación a Distancia, gracias a lo cual pudieron presentar en CONEAU las propuestas para acreditar las primeras carreras de educación con este formato. “Este contexto fue el puntapié inicial para adelantar un proyecto que teníamos a futuro”, asegura Diego Sibello, director del proyecto de UNSA.

Capacitación docente

La escuela de Posgrado de UNPAZ capacitó a 400 docentes en Enseñanzas Mediadas por Tecnologías, con el objetivo de construir estrategias pedagógicas comunes para toda la comunidad universitaria. Incluyó temas como la enseñanza en entornos virtuales, el vínculo pedagógico y las formas de evaluación en la virtualidad. También fortalecieron la línea de orientación a estudiantes, ya que el nuevo escenario demandó nuevas formas de estudiar, aprender, enseñar y vincularse con las herramientas.

Por el lado de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR), con PlanVes adquirieron equipamiento para ampliar el campus virtual (equipos para videoconferencias, cámara Web 4k Ultra HD, insumos para redes, mantenimiento y mejoras en conexiones y plataformas) y, además, conformaron un equipo técnico pedagógico para acompañar a los docentes: desde el armado de sus materias en formato virtual, hasta en las comunicaciones con los estudiantes y la capacitación en el uso de tecnología para los procesos de enseñanza y evaluación.

Apoyo a estudiantes

“Nos encontramos con una situación en la que, para los alumnos, entrar a la universidad ya no era ingresar a un edificio, sino a un campus virtual”, comenta Elizabeth Wanger, secretaria académica de UNAHUR. En este sentido, la creación de un Centro Integral de Atención al Estudiante permitió a la institución realizar un seguimiento personalizado de diversas problemáticas de los estudiantes: desde dificultades de conexión o insumos, hasta situaciones de violencia o necesidades básicas. Gracias a esta información, pudieron implementar diversas acciones, como la entrega a domicilio de apuntes o el armado de un fondo solidario entre los empleados para la compra y distribución de mercaderías entre los estudiantes. El apoyo de PlanVES les permitió adquirir computadoras, auriculares tipo vinchas, licencias de software y tecnología IP para que el personal no docente pudiera realizar este seguimiento a través del teletrabajo.

“Esta convocatoria llegó en el momento justo, cuando estábamos pensando en cómo reorganizar nuestra universidad que tiene sedes en tres regiones diferentes”, dice Claudia Legnini, secretaria de Programación y Gestión Estratégica de la Universidad Nacional de Río Negro. Además de adquirir equipamientos para el personal no docente y entregar becas de conectividad a sus estudiantes, esta universidad adaptó aulas para los chicos que no contaban con las herramientas necesarias en sus casas para continuar su carrera. “No sólo había alumnos sin computadoras, sino también sin impresoras o sin un espacio donde poder realizar tranquilos un trabajo práctico. Es por eso que ambientamos aulas en 8 localidades con un sistema de turnos y todas las medidas de bioseguridad necesarias para poder brindarles un espacio donde poder estudiar. Fue una gran inversión, pero con muy buenos resultados”, concluyó Legnini.

¡Regístrate en el próximo evento de Virtual Educa!