Ante la crisis sanitaria global de COVID-19, los líderes gubernamentales están tomando todas las medidas posibles para contener la propagación de la enfermedad, en todo el mundo.

Más de 890 millones de niños y jóvenes se encuentran con sus escuelas cerradas temporalmente, por lo que el mayor desafío es cómo garantizar una transición exitosa a un entorno de aprendizaje a distancia.

jp.ik, compañía portuguesa líder en innovación educativa, ha diseñado una solución tecnológica especialmente para apoyar la transición hacia un aprendizaje a distancia y ayudar a los estudiantes, maestros y padres.

Conoce todos los componentes de la solución

¡NOS VEMOS EN LISBOA!