Desarrollo de capital humano: ¿por qué necesitamos una revolución en el aprendizaje?

0
216

Si bien muchos países en desarrollo han logrado avances enormes en cuanto a la asistencia de los niños a la escuela, aún queda mucho por hacer para garantizar que los alumnos aprendan en forma eficaz y adquieran las habilidades necesarias para los empleos del futuro.

En las palabras de apertura del evento Learning Matters: Why We Need a Learning Revolution, organizado por el Banco Mundial, Annette Dixon, vicepresidenta de Desarrollo Humano aquella entidad, explicó el desafío: el 60 % de los alumnos de primaria de los países en desarrollo no logra las competencias mínimas de lectura, escritura y aritmética básica. Subrayó que, para dar una respuesta eficaz, los países tienen que conocer el estado de la calidad de la educación que se imparte y saber cuán lejos están de poder asegurar que los estudiantes aprendan.

En el primer debate, Penny Mordaunt, secretaria de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido, pidió encarecidamente a los países centrarse en mejorar los resultados del aprendizaje y en la educación técnica con apoyo del sector privado. Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, subrayó la necesidad de entregar a los estudiantes una “mochila de aprendizaje”, consistente en alfabetización, habilidades transferibles, espíritu emprendedor y habilidades de lenguaje, todo ello combinado con conocimientos digitales que ayuden a preparar a los jóvenes para el mercado laboral. Jacob Jusu Saffa, ministro de Finanzas de Sierra Leona, señaló que los conflictos históricos en su país habían provocado una carencia de capital humano y obligado a recurrir a trabajadores de otros países para llenar el vacío. Este hecho refuerza su determinación de garantizar que cada niño tenga derecho a una educación de calidad, especialmente aquellos con discapacidad. Julia Gillard, presidenta de la Junta Directiva de la Alianza Mundial para la Educación, propugnó el intercambio de conocimientos acerca de lo que da mejores resultados en los países para beneficio de todos e insistió en la importancia de coordinar el financiamiento para aumentar la eficacia.

Se exhibió un video con las opiniones de los finalistas del reciente concurso de blogs sobre educación organizado por el Financial Times y el Banco Mundial para resaltar la forma en que los jóvenes ven el futuro de la educación. En medio de aplausos, las dos ganadoras, Nhi Doan de Vietnam (17 años) e Ishita Gupta de India (16 años), recibieron un premio por sus reflexiones.

En el segundo panel, Mary Kawar, ministra de Planificación y Cooperación Internacional de Jordania, observó que, incluso con el influjo de refugiados sirios, en su país todos los niños tienen derecho a la educación, en parte, gracias a que profesores ayudantes sirios y jordanos trabajan en estrecha colaboración con las escuelas, la sociedad civil y los organismos gubernamentales para fomentar el aprendizaje. Allen Blue, cofundador de LinkedIn, señaló la necesidad de desarrollar habilidades tales como el trabajo en equipo y la comunicación como complemento de las habilidades técnicas. Annette Dixon concluyó diciendo que los cuatro elementos fundamentales para garantizar la promesa del aprendizaje para todos son los siguientes: estudiantes con la preparación y el respaldo necesarios; profesores motivados y capacitados; tecnología eficaz e inclusiva, y dirigentes y gestores seleccionados en función del mérito. De esa manera, todos los alumnos podrán adquirir las habilidades que las máquinas no les podrán enseñar.