El Informe sobre Desarrollo Humano de 2019 se centrará en la desigualdad

El informe, que se publicará en el último trimestre del año, proporcionará una visión completa de las múltiples formas de desigualdad que están configurando el siglo XXI.

0
279

Nuestro mundo sigue siendo profundamente injusto. La vida y perspectivas de un niño o niña nacidos en un país o en un hogar pobre son radicalmente diferentes a las de aquellos de entornos más ricos. En toda sociedad, ciertas formas de desigualdad persisten, mientras que se abren nuevas brechas en aspectos emergentes de la vida. La edición 2019 del Informe sobre Desarrollo Humano que elabora la el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se centrará en comprender las dimensiones de la desigualdad que tiene un mayor impacto en el bienestar de las personas y aquello que las impulsa.

“Si bien muchos creen que la desigualdad es un tema fundamental, hay menos consenso acerca de por qué es es tan importante y qué hacer al respecto. Necesitamos refinar nuestras herramientas de medición sobre la desigualdad para poder describirla mejor y comprender mejor su evolución dadas las transformaciones económicas, sociales y ambientales que se están dando en el mundo. Solo así podremos desarrollar opciones de políticas que puedan abordar la desigualdad de manera efectiva «, dijo Pedro Conceição, Director de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD.

El informe irá más allá de la narrativa dominante sobre la desigualdad, centrada en el nivel de ingresos, para considerar también otras dimensiones, como la salud, la educación, el acceso a las nuevas tecnologías y la exposición a crisis económicas o relacionadas con el cambio climático. Utilizará nuevos datos y métodos que destacarán cómo la desigualdad afecta la vida de las personas, superando las limitaciones que ofrecen las cifras promedio, y contará con una visión a largo plazo, abarcando más allá de 2030 y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

«Estamos presenciando dinámicas de convergencia y divergencia en el desarrollo humano. Por ejemplo, en muchos países, hoy en día, las brechas se han cerrado en el acceso a la educación primaria. Pero las desigualdades entre los niños y niñas de hogares ricos y pobres aumentan constantemente tanto en la educación en la primera infancia como en la calidad de la formación recibida. Estas desigualdades tendrán consecuencias de por vida, especialmente dado el rápido cambio tecnológico, que probablemente impactará en el mercado laboral. Esta es una de las razones por las que nuestro análisis sobre la desigualdad debe ir más allá de los ingresos, más allá de los promedios y más allá del periodo actual», dijo Conceição.

El informe de 2019 se basa en la rica historia del Informe sobre Desarrollo Humano, pionero en la creación de nuevas mediciones sobre el desarrollo, y en nuevas colaboraciones con expertos mundiales en la materia como el World Inequality Lab y el LIS Cross-National Data Center in Luxembourg, entre otros.