En alianza con Microsoft, la compañía portuguesa jp.ik presentó los Centros de Aprendizaje Comunitario (CLC, por sus siglas en inglés), una solución robusta y multipropósito de instalación rápida y simple. Los CLC son la evolución de las Escuelas Popup, que ahora han incorporado nueva tecnología y ampliado sus funciones, ya que el objetivo es facilitar el desarrollo económico y la transformación social de las comunidades.

jp.ik es socio global de Virtual Educa.

Más que una escuela, el Centro de Aprendizaje Comunitario responde a las necesidades primarias de una comunidad ́s al estar preparado para prestar servicios de salud, promover programas de aprendizaje permanente y albergar servicios cívicos.

El Centro de Aprendizaje Comunitario fue diseñado para empoderar a las comunidades hacia el desarrollo económico y la transformación social y conectarlas con el mundo.

Conectividad: vincular las comunidades rurales con el mundo entero

Teniendo en cuenta la falta de estructuras y servicios elementales en las zonas rurales, muchas de ellas carecen de acceso a la banda ancha, lo que reduce su capacidad de prosperar en la economía digital moderna. A través de la Airband Initiative, Microsoft se ha comprometido a hacer realidad el acceso de banda ancha asequible para las comunidades de todo el mundo.

Infraestructura

Las infraestructuras de buena calidad son esenciales para un entorno de aprendizaje de alta calidad, debido a la oportunidad de aprovechar una mejor instrucción, mejores resultados de los alumnos, la disminución de las tasas de abandono y, a largo plazo, el desarrollo económico y la transformación social.

Las infraestructuras de buena calidad son esenciales para un entorno de aprendizaje de alta calidad, debido a la oportunidad de aprovechar una mejor instrucción, mejores resultados de los alumnos, la disminución de las tasas de abandono y, a largo plazo, el desarrollo económico y la transformación social.

Simple y rápido: instalación en 5 a 7 días

Fácil de construir, montar e instalar. La construcción modular permite anticipar el ahorro en la producción de residuos, en el tiempo y en los costes de producción.

Portabilidad: una solución ideal para regiones remotas

Cada unidad es portátil y fácil de montar y desmontar. Su construcción modular se distingue por una configuración rápida y muy económica.

En caso de inundación, el Centro de Aprendizaje Comunitario tiene la ventaja de ser trasladado de un lugar a otro. El tipo de cimientos permite el desmontaje y el nuevo montaje en las zonas más seguras en poco tiempo.

El Centro de Aprendizaje Comunitario fue probado y certificado por Ensatec, un laboratorio reconocido internacionalmente y especialista en pruebas tecnológicas

 

¡NOS VEMOS EN LISBOA!