En Ecuador, aprender matemáticas es más fácil con inteligencia artificial

Hasta hace poco, contratar un profesor privado durante horarios extracurriculares era la forma tradicional en la que una escuela podía ofrecer un curso de nivelación a los estudiantes con brechas en su aprendizaje. Para las familias, el problema y la solución eran similares. Sin embargo, no todos podían pagar este servicio, y, cuando había la posibilidad, era casi imposible asegurar un aprendizaje personalizado, acorde con los conocimientos y ritmos de cada alumno o alumna.  

Debido a las limitaciones que impuso la pandemia de la COVID-19, muchos de los estudiantes ecuatorianos de educación superior empezaron el año con rezagos cognitivos importantes. En respuesta a esta situación, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT), con el apoyo del Banco Mundial, decidió utilizar la inteligencia artificial para apoyar académicamente a los estudiantes que empezaban sus carreras, específicamente en el área de las matemáticas, es decir, brindar acceso a programas de remediación académica a gran escala y a bajo costo.

En función de sus fortalezas y debilidades, y con base en lo que el estudiante sabe y está listo para aprender, la nueva plataforma de aprendizaje asistida por la inteligencia artificial ha permitido desarrollar tutores inteligentes, capaces de apoyar a estudiantes y maestros en los procesos formativos.

Desde enero del 2021, los cursos de la plataforma fueron ofrecidos a más de 14 mil estudiantes del sistema de educación superior técnica y tecnológica. El programa se implementó en más de 400 clases de diferentes carreras técnicas y tecnológicas, con el apoyo y participación de más de 300 docentes.  

Al iniciar el programa, los estudiantes en promedio solamente dominaban el 25% de los contenidos curriculares en el área de matemáticas esperados para asegurar el éxito en sus estudios. Después de utilizar la plataforma durante 16 semanas consecutivas, el dominio de estos contenidos alcanzó el 68,7% lo que representa un aumento en el aprendizaje curricular de entre un 8 y un 10% mensual. Esto constituye un gran logro y representa aproximadamente el equivalente de «aprendizaje» que los estudiantes adquirirían después de un año completo de escolaridad.

Como lo señala Diego Angel-Urdinola, Economista Sénior en Educación del Banco Mundial “Esta es una experiencia pionera en América Latina y el Caribe con alto potencial de mejorar los resultados del aprendizaje debido a su capacidad de proporcionar contenido que se adapte a las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, lo que comúnmente se conoce como -enseñar en el nivel adecuado-

Además, la plataforma ofrece importantes ventajas como: reducción de la carga administrativa de los institutos, mayor eficiencia en el aprendizaje, incremento en la retención del estudiante y reducción de los rangos de frustración, con la consecuente reducción del abandono o deserción escolar.

Los desafíos

Pese a su gran potencial, la implementación a escala de este tipo de herramientas presenta desafíos importantes. El principal, es asegurar una adecuada aceptación y uso de la plataforma por parte de estudiantes y profesores. Por ejemplo, durante la implementación de la plataforma actual, algunos estudiantes y profesores decidieron no utilizarla, pese a tener acceso. Esto puede ocurrir debido a una combinación de varios factores, como un inadecuado acceso a infraestructura (conectividad, internet y equipos), falta de información, o falta de motivación.

A futuro, en Ecuador y en el mundo la educación virtual personalizada podría aplicarse en diferentes programas de nivelación, además de matemáticas. Personalizar el aprendizaje a la medida de los requerimientos de los estudiantes es una ventaja que se debe aprovechar para cualquier tipo de carrera, especialmente en situaciones donde existe menos acceso a clases presenciales.