La Universidad de Clase Mundial para el siglo XXI

350

La Universidad de Clase Mundial (World Class University) es un modelo de organización cuyos altos índices de calidad y operación comercial propician la excelencia en investigación, involucramiento de egresados y programas educativos a niveles altamente competitivos y al amparo de nuevos sistemas educativos con proyección internacional.

Ellucian, socio estratégico de Virtual Educa, es líder mundial en el desarrollo de software y servicios que potencian el trabajo esencial de las instituciones de educación superior.

Ser una Universidad de Clase Mundial, es enfocarse en la competitividad en un escenario global a través de la adquisición, adaptación y creación de conocimientos avanzados. Para ciertas instituciones pudiera parecer abrumador crear una plataforma académica que le permita alcanzar tal ritmo de adaptación e innovación, pero los Sistemas de Información Estudiantil (SIS, Student Information System, por sus siglas en inglés) actuales ponen a disposición de cualquier institución la tecnología y poder de aquellas herramientas que permiten trabajar al mismo nivel que las universidades mejor calificadas.

Si bien no todas las universidades buscan competir por los primeros lugares como universidades reconocidas internacionalmente, pueden retomar las estrategias y prácticas de esas instituciones de élite para impulsar un proyecto educativo con miras globales para resolver cuestiones académicas, educación de excelencia, procuración de recursos, gestión administrativa eficiente y la mejora en las competencias de los graduados.

En Latinoamérica es latente este cambio de rumbo, con instituciones y gobiernos participando en procesos de acreditación y licenciamiento. Al establecer los estándares mínimos de operación en las universidades, están sentándose las bases necesarias para ofrecer una educación superior de mayor calidad.

Estos esfuerzos surgen de la necesidad de contar con una educación superior consciente de la importancia del conocimiento, la calidad y la innovación como recursos intangibles e indispensables. Una buena estrategia institucional acompañada de la tecnología adecuada puede marcar la diferencia entre alcanzar o no las metas educativas.

¡NOS VEMOS EN LISBOA!