El 9 y 10 de septiembre, más de 55 expertos de 17 países se reunieron en la ciudad colombiana de Medellín para debatir sobre economía naranja, analizar a las industrias creativas y capacitar a una red de líderes que propagarán el conocimiento.

La primera Cumbre de Economía Naranja, organizada por la Fundación Advanced Leadership (ALF) en conjunto con la Presidencia de la República de Colombia y la Alcaldía de Medellín, propuso un «espacio diferente y novedoso» para intercambiar conocimientos entre los participantes en ponencias, conferencias y talleres.

Con una concurrencia que superó las 1200 personas, la cumbre evidenció que la economía creativa «no es solamente una parte teórica», sino que funciona en la práctica y ha registrado un «impacto a nivel mundial».

Durante los dos días de actividades, 300 líderes colombianos fueron capacitados por los expertos para establecer una red encargada de transmitir los principales mensajes de la cumbre.

«Cada uno de estos líderes se ha comprometido a dar por lo menos diez charlas sobre economía naranja durante los siguientes 12 meses», expresó el vicepresidente de ALF, Jorge Brown.

El evento, que tuvo lugar en el centro de congresos Plaza Mayor, dio inició con la conferencia magistral del británico John Howkins, creador del concepto de economía creativa.

Presidente Duque: «Tenemos que lograr que Colombia se convierta en el gran epicentro de las industrias creativas en América Latina y el Caribe»

En el conversatorio que sostuvo con John Howkins y como moderadora Rebeca Grynspan, Secretaria General Iberoamericana, el presidente colombiano Iván Duque resaltó que Medellín está comprometida con la Economía Naranja y ya cuenta con el primer Centro de la Cuarta Revolución Industrial en un país de habla hispana, con Ruta N y, próximamente, tendrá un Distrito Naranja.

En su diálogo, el mandatario aseguró que “hay países que creen que llegan más rápido a la ciencia siempre apelando al conocimiento científico clásico, pero también se puede llegar al éxito de la propiedad intelectual, a partir de la economía creativa”.

“Y la frase que yo quiero dejarles a todos ustedes la pudimos expresar, además, en el Congreso Mundial de Francia: puede que el mundo tenga hoy inteligencia artificial, pero lo que el mundo nunca va a tener es creatividad artificial, y ese es el sello característico del ser humano y ese es el sello de Colombia”, anotó, al agregar que “la inteligencia artificial va a ser un acelerador exponencial, también, de la Economía Naranja”.

Finalmente, enfatizó que “Colombia es un país que tiene una riqueza natural que es talento de su gente y nosotros tenemos que lograr que, apostándole a la Economía Naranja, que no tiene color de partido, que no tiene color ideológico, sino lo que busca es el progreso de la sociedad a partir del talento, sea el gran sello distintivo de nuestro país para los próximos años y de las próximas décadas”.