En el camino hacia la personalización del aprendizaje, la tecnología empodera a los estudiantes para que se apropien del aprendizaje, haciendo que la educación sea relevante para sus vidas digitales y preparándolos para su futuro. Con la tecnología y el acceso a los recursos más allá del aula, los estudiantes se inspiran para resolver problemas, ser pensadores críticos, colaboradores y creadores. Cuando la tecnología se ha integrado con éxito en las aulas, los estudiantes desarrollan el gusto por el aprendizaje de por vida.

Los educadores siempre se esfuerzan por personalizar el aprendizaje de los estudiantes. La tecnología puede ayudarles a alcanzar nuevos niveles con acceso a datos de los estudiantes en tiempo real, información longitudinal, contenido, aplicaciones y más. La tecnología puede ayudar a los educadores a crear entornos de aprendizaje mixtos y aprovechar las herramientas digitales para las evaluaciones formativas y sumatorias, aportando nuevos modelos de aprendizaje y enseñanza a las aulas.

Intel es socio global de Virtual Educa.

La tecnología en la educación y los dispositivos adecuados en las manos de los estudiantes les ayudan a prepararse con las habilidades profesionales y técnicas que necesitan para tener éxito hoy y en el mercado laboral del mañana. Las experiencias de aprendizaje relevantes en STEAM pueden inspirar la creatividad, ayudar a los estudiantes a aplicar el significado a su aprendizaje, y prepararlos para futuras oportunidades de carrera y trabajos que aún no han sido creados. Las habilidades específicas en codificación, programación, computación física y pensamiento computacional se han convertido en requisitos comunes en la fuerza laboral. A través del aprender haiendo, los estudiantes pueden adquirir estas habilidades y perfeccionar sus habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico para el siglo XXI.

Los sistemas escolares tienen la difícil decisión de elegir dispositivos y modelos tecnológicos que les ayuden a lograr sus visiones de transformar el aprendizaje. Las decisiones sobre los dispositivos deben tomarse trabajando con la múltiples partes interesadas y evaluando cómo los educadores y los estudiantes utilizan los dispositivos para el aprendizaje diario. Los diferentes actores deben tener en cuenta el plan de estudios apropiado para cada grado, las necesidades de contenido y la forma en que se utilizarán los dispositivos dentro y fuera del aula. No es una tarea fácil, pero consideraciones como el plan de estudios y el contenido digital compatible, los requisitos de evaluación, las opciones de gestión, las funciones de seguridad, la funcionalidad del dispositivo y el coste total de propiedad son fundamentales para elegir el dispositivo adecuado. Una infraestructura de TI segura y robusta es la base de una experiencia de aprendizaje en 360° que soporta el contenido digital, protege los datos clave de los estudiantes, aumenta la eficiencia operativa y proporciona la seguridad y protección de la privacidad que las escuelas necesitan hoy en día.

Intel ayuda a los sistemas escolares a mejorar la experiencia de cada estudiante y educador con un enfoque de soluciones integrales que se centra en la tecnología para permitir el aprendizaje personalizado, aulas conectadas y eficientes, y una infraestructura de TI segura y potente. Al mismo tiempo, los educadores deben recibir la formación y el apoyo adecuados a través de recursos y comunidades de aprendizaje profesional permanente.

Todo esto se traduce en un impacto transformador y sostenible en el éxito de todos los estudiantes.