Del 19 al 22 de enero, se reunieron en Londres los ministros de Educación y sus principales asesores en el marco del Education World Forum (EWF), también conocido como el «Davos» de la Educación. Virtual Educa, con la presencia de su secretario general, José María Antón, participó junto a otros 650 representantes gubernamentales y corporativos de todo el mundo de la 17° edición del Foro con el fin de compartir experiencias y debatir en torno a la coincidencia de políticas educativas de cara al futuro.

Mailis Reps, ministra de Educación de Estonia, junto a José María Antón, secretario general de Virtual Educa.

Los oradores del EWF analizaron una “crisis en la educación”, y expresaron su preocupación por el hecho de que el cuarto objetivo de desarrollo sostenible -que incluye entre sus metas la escolarización primaria y secundaria universal y la alfabetización universal de los niños- no se cumplirá antes del plazo de 2030.

“Creo que necesitamos reconocer que, a pesar de algunas mejoras, tenemos dos problemas”, dijo Jaime Saavedra, director principal de educación en la Práctica Global de Educación del Banco Mundial. “Uno es que millones de niños todavía no están en la escuela, por lo que todavía no hemos resuelto el problema de la cantidad. Pero además de eso, tenemos un enorme problema de calidad en la educación”.

“Lo que más nos interesa en el Banco Mundial es cómo nos aseguramos de que todo el mundo entienda que no tenemos un problema, sino que tenemos una crisis, una crisis extremadamente grave”, advirtió.

Según Saavedra, en los países de ingresos bajos y medios, el 53% de los niños de 10 años no pueden leer ni entender una historia sencilla. Esta cifra se eleva a un 90% estimado en el África subsahariana.

“Lamentablemente, creemos que [el ODS 4] no va a suceder… Si continuamos con las tendencias [actuales], esa cifra bajará del 53% a sólo el 43%”, añadió, señalando que incluso para reducir las tasas a la mitad sería necesario que los países duplicaran o triplicaran su tasa de mejora.

Sin embargo, para algunos países, continuó Saavedra, el dinero necesario para implementar cambios y reformas que ayuden a cumplir con el ODS 4 simplemente no existe.

“Tenemos una situación en la que sólo el 23% de los niños en edad escolar del país asisten a escuelas primarias y el 15% a escuelas secundarias”, dijo el ministro de Educación de Somalia, Abdullahi Godah Barre, durante una sesión.

“El presupuesto del gobierno para todo el año equivale aproximadamente a una escuela secundaria en el Reino Unido”.

También se destacó la importancia de la educación preescolar, en particular en lo que respecta a la forma en que puede promover la educación permanente a medida que los niños crecen.

A pesar de que alrededor de un tercio de los países le dedican menos del 2% de sus presupuestos, lugares como Bulgaria, Ecuador y Mongolia asignan más del 20% de sus presupuestos de educación a la enseñanza preescolar.

En Mongolia, se ha acreditado que esto ha creado un acceso casi universal a la educación preescolar, triplicando la tasa entre 2000 y 2017.

Muchas de las recomendaciones para mejorar la educación mundial se centraron en la necesidad de “trabajar juntos” e “innovar”, así como de que los dirigentes “reconozcan la importancia de la recopilación de datos”.

Se elogiaron los avances en materia de tecnología de la información y las comunicaciones para mejorar el acceso a la educación de los niños discapacitados, aunque parecía que quedaban algunas cuestiones por resolver sobre la mejor manera de utilizarla en las zonas desfavorecidas.

“Creo que el vaso está medio lleno. Si miramos atrás en los años 50, alrededor del 50% de los niños de la escuela primaria estaban fuera de la escuela”, dijo Robert Jenkins, jefe de educación de UNICEF.

“Dentro de los países, ha habido éxitos notables. Por ejemplo, en Vietnam, la matriculación en la escuela primaria es ahora casi universal, y la matriculación en la escuela secundaria inferior y superior no está muy lejos.

“Sin embargo, no debemos sentarnos a felicitarnos. Hoy en día el 9% de los niños en edad de asistir a la escuela primaria siguen sin ir a la escuela y esto no ha cambiado desde 2008”.

El director de educación y capacitación de la OCDE, Andreas Schleicher, explicó que las reformas en la educación no son sólo un problema para los países de ingresos bajos y medios.

Abogó por un mayor enfoque en la empleabilidad y un replanteamiento de la educación y cómo puede adaptarse a la era digital, haciendo hincapié en que “las cosas que son fáciles de probar y evaluar son también las cosas que son fáciles de automatizar.”

“Tenemos empleadores que no encuentran personas con las habilidades adecuadas y jóvenes con una buena educación que no encuentran trabajo”, dijo a la audiencia.

“[Salvar] esta brecha entre lo que el mundo requiere y lo que la gente sabe es fácil de hablar y muy, muy difícil de hacer”.

Microsoft, D2L, Positivo BGH, Matific y Britannica Digital Learning, cinco compañías asociadas a Virtual Educa, contribuyeron a que la realización del EWF fuera posible.