Cómo empoderar a docentes y estudiantes en la educación matemática

0
432

La enseñanza de la matemática atraviesa una crisis mundial, especialmente en el nivel primario. Se trata de una situación muy compleja. Actualmente, brindar una educación oportuna y de calidad requiere de un compromiso de largo plazo: tanto las normas internacionales como los planes de estudio nacionales se ven sometidos a cambios precipitados. Por esto, la demanda de un pensamiento matemático avanzado, así como sus habilidades relacionadas, resulta primordial. Además, existe un desafío pedagógico general que trasciende la materia.

La tendencia actual de los métodos de enseñanza, que se contraponen a lo conceptual, afecta las actitudes de los estudiantes hacia la matemática. En las aulas, todavía el énfasis está puesto en la ejercitación constante y en la evaluación de los estudiantes, y no en la enseñanza profunda para alcanzar así una comprensión conceptual. Como resultado, la autoestima y la confianza de los estudiantes se van erosionando con cada calificación desaprobatoria.

En Matific estamos convencidos de que el docente, con la asistencia de materiales de enseñanza de calidad, puede enriquecer significativamente el aprendizaje de los estudiantes. Es interés de los educadores proporcionar entornos y recursos que fomenten el autoaprendizaje, la autoexploración y el empoderamiento. Estas son las virtudes de un buen proyecto educativo. Los estudiantes cambian profundamente cuando se les invita a aprender haciendo, guiados por prueba y error, y alentados a experimentar sin riesgo.

La matemática se debe enseñar a través de un enfoque práctico. Cuando a los estudiantes se les presenta el desafío de explorar y exponerse a los conceptos sin la presión directa de obtener resultados, ¡suceden cosas únicas!

“Cuando me equivoco en una respuesta, vuelvo y lo hago de nuevo para conseguir las cinco estrellas”

En gran parte de América Latina, algunas áreas de educación han ido quedando rezagadas con respecto a otros países del mundo. Los resultados que arrojan evaluaciones como PISA o Aprender son preocupantes en relación al rendimiento de los estudiantes latinoamericanos en matemática. No obstante, la búsqueda de brindar una educación de calidad en todos los niveles y establecimientos educativos es algo fundamental. Somos conscientes de que no existe una solución “única para todos” que sea efectiva. Para hacerle frente a las necesidades de los estudiantes debemos crear un ambiente que premie la curiosidad y la creatividad, preserve la autoestima, y celebre la alegría y el rigor de la matemática.

Matific actualmente está profundamente implicado con el trabajo en América Latina. En particular, estamos comprometidos con Argentina, Brasil y Uruguay para hacer una diferencia en la educación matemática y revertir los resultados de las evaluaciones.

“Estudio académico muestra una mejora en los resultados de exámenes de los estudiantes de un 34%”,
Profesora Catherine Attard, Universidad de Western Sydney

Las actividades de Matific se basan en un enfoque pedagógico muy sólido. Los dos fundadores, el Prof. Schocken y el Prof. Kupferman, son educadores altamente experimentados, con una experiencia laboral combinada de más de 50 años. Han trabajado con docentes de todos los niveles: universidades, escuelas secundarias, escuelas primarias y jardín de infantes (tanto en trabajo de campo como en asesoramiento a ministerios de Educación). Ellos fundaron Matific buscando combinar su experiencia pedagógica con las nuevas tecnologías emergentes con el objetivo de situar la educación matemática y científica en nuevos estándares de excelencia. Están dedicados a ayudar al alumnado no solo a aprender mejor, sino también a convertirse en estudiantes motivados por la curiosidad, el entusiasmo y el compromiso.

Matific ofrece miles de actividades que duran entre 5 y 15 minutos para todos los grados de nivel primario, organizadas y alineadas al plan de estudio y la currícula específica de cada país y/o región, así también como a los libros de texto más populares. La plataforma está en constante desarrollo, incorporando actividades nuevas que abordan conceptos matemáticos y motivan el pensamiento. En su mayoría, estas actividades son minijuegos interactivos que invitan a los estudiantes a resolver todo tipo de problemas prácticos. El entorno de Matific fomenta la experimentación, el ensayo y error, y la búsqueda de soluciones múltiples.

Matific permite al docente personalizar y adaptar la lección atendiendo las necesidades de cada estudiante. Otorga autonomía al docente a través de numerosos planes de clase y guías para docentes. Estos recursos ofrecen una comprensión más profunda de los conceptos que están enseñando, así como también múltiples técnicas creativas y métodos de instrucción. Como resultado, los docentes se manejan con mayor seguridad, incentivo y apertura para la interacción con los alumnos.

Matific como recurso de enseñanza y aprendizaje de matemática empodera tanto a los estudiantes como a los docentes. Creemos que el enfoque de enseñar la matemática de forma lúdica y rigurosa puede ayudar a transformar a los estudiantes en mejores ciudadanos, más racionales y con buena autoestima.