Cómo transformar el aula en un ambiente integrado para la innovación y el aprendizaje

Aulas AMiGAS es un modelo integral que busca transformar la Educación en América Latina, generando ambientes de aprendizaje diferentes que apoyen al maestro en todo su proceso de enseñanza, con el fin de conseguir un aprendizaje significativo y diferente en los estudiantes.

Aulas AMiGAS es un socio estratégico de Virtual Educa.

El modelo integra tres componentes fundamentales en su proceso: 1) la apropiación, generando un programa de apropiación y formación docente, que busca acompañarlo en el proceso; 2) recursos y contenidos, los maestros beneficiados acceden a una plataforma que les brinda contenidos y recursos para implementar en sus clases, y un programa de actualización y formación docente 3) tecnología, uno de los componentes clave es el dispositivo TOMi 7, el asistente personal del maestro, que además de funcionar como equipo de cómputo, ofrece múltiples funciones: posibilidad de tener internet sin internet en el aula, calificación de pruebas automáticas, pizarra digital, visor de realidad aumentada, entre otros. Por último, se entrega como componente transversal el Observatorio Educativo, herramienta utilizada para seguimiento estadístico del proceso y que ayuda a revisar los avances y aspectos por mejorar. 

El proyecto se ha implementado con excelentes resultados en Colombia y otros países de Latinoamérica. 

Departamento de Risaralda, un caso de éxito en Colombia

Aulas Amigas se ha convertido para el Departamento de Risaralda en una estrategia que ha reducido sustancialmente las brechas entre la educación rural y la educación urbana. Gracias a ella hemos logrado que zonas de difícil acceso y/o lejanas de las cabeceras municipales tengan también la oportunidad de tener herramientas tecnológicas que acercan las nuevas tendencias al aula.

De esta manera, es posible que el maestro se actualice y tenga una práctica pedagógica diferencial y articulada con las exigencias del nuevo milenio, además de fortalecer los procesos de motivación, interés e investigación en los estudiantes.

Igualmente, ha permitido que los maestros que no tenían uso de herramientas tecnológicas básicas como, por ejemplo, un correo electrónico, por el mismo temor que les generaba el uso de la tecnología, a través del equipo de asesores de Aulas Amigas, hayan fortalecido su práctica pedagógica en el uso de las tecnologías digitales y ahora usen este tipo de herramientas.

Esta es la principal apuesta que el Departamento de Risaralda ha hecho gracias al importante recurso invertido por el gobernador Sigifredo Salazar Osorio y el apoyo de la Asamblea Departamental, para que muchos maestros de nuestra zona rural puedan contar con este acompañamiento y con esta herramienta, que también propicia la manera en que los docentes dinamizan los procesos de las diferentes áreas del conocimiento y cómo acercan a los niños que difícilmente han conocido la capital de Departamento, para que puedan ampliar su horizonte a través de fotografías, vídeos y escritura, todo esto fortalecido a través de esta herramienta.

Las bondades de Aulas Amigas son muy amplias y nos van a permitir a los maestros fortalecer el ejercicio tan maravilloso de enseñar, y enseñar conectados, con las realidades propias de nuestro lugar, pero vinculados a un mundo globalizado, donde el conocimiento ya no reconoce fronteras. 

Es notorio cómo algunos maestros han innovado en sus ejercicios de aula y han podido hacer sus propios planteamientos, guías de trabajo y procesos de evaluación, facilitándole al estudiante el ejercicio de un aprendizaje a partir de la motivación con el uso de la tecnología. Hemos visto cómo algunos maestros han utilizado la herramienta para la enseñanza del inglés, logrando que un proyecto como el bilingüismo pueda ser una práctica en las zonas rurales.

Una de las grandes barreras que se ha tenido en los procesos de incorporación de tecnologías digitales es que algunas veces pensamos que los meros equipos (tabletas, computadores, celulares) harían la tarea solos. Hemos comprendido, con este ejercicio, que se requiere el acompañamiento de pares de maestros y que los maestros que se encuentran en la ruralidad, en su mayoría “analfabetos digitales”, pueden tener ese apoyo y la confianza de poderse acercar a ellos y obviamente poderlo transmitir también a sus estudiantes.

Por eso, nos sentimos muy tristes cuando muchos maestros dicen que lo que tenemos que hacer es sacar los computadores, las tabletas y las tecnologías de las aulas para lograr cautivar a nuestros estudiantes y estamos completamente en desacuerdo con ello. Por el contrario, tenemos que utilizar la tecnología para acercar el aprendizaje. Porque los niños del siglo XXI, nuestros estudiantes, son nativos digitales y nosotros, los maestros del siglo XX, tenemos que empezar a conectarnos también con esa nueva generación y así motivar e incentivar cada día más este ejercicio tan valioso que es la tecnología.

Por todo esto, agradecemos a Aulas Amigas, al equipo de trabajo que está acompañando el proceso, al equipo de la Secretaría de Educación de Calidad que ha estado día tras día acompañando esta tarea y a los maestros que respondieron de manera positiva con el esfuerzo, no solamente financiero sino técnico y humano, que se ha destinado para fortalecer una práctica pedagogía diferente.

Tenemos muchos testimonios de nuestros niños sobre la manera en que se han apropiado del aprendizaje. Incluso niños con trastornos del aprendizaje o diagnosticado con algún tipo de discapacidad se han podido acercar y apropiar de las herramientas y lograr una participación más incluyente dentro del aula. 

Así es pues que continuamos en la tarea de seguir motivando, de seguir inspirando a través de todos estos ejercicios y decirle a nuestros maestros que no se encuentran solos, que la Secretaría de Educación acompañará este ejercicio, que Aulas Amigas también lo hará y qué tareas como esta que hemos emprendido, de llevar la tecnología a las aulas rurales, continuará no solamente con la entrega de las Aulas sino también con los procesos de formaciones que realizarse con los maestros.

En esta tarea estamos y esperamos que los frutos sean recogidos en un futuro próximo para beneficio de un proceso educativo con pertinencia y con calidad y sobre todo, pensando en que los niños del campo también tienen la oportunidad de acercarse a otros mundos a través de esta herramienta tan maravillosa como es Aulas Amigas.