Las calculadoras y la educación: el caso de la HP Prime

Un tema recurrente en las discusiones sobre el uso de dispositivos tecnológicos en la educación es la pertinencia del uso de ciertos recursos. Varios educadores o investigadores siguen fascinados con la posibilidad de incorporar los dispositivos más recientes y poderosos en los procesos educativos. Sin embargo, la realidad termina por imponerse, pues el gasto educativo se ha concentrado en ciertos tipos de recursos que requieren wifi, instalaciones especiales, dispositivos de seguridad, corriente eléctrica estable, etcétera, pero, por lo general las experiencias exitosas están poco documentadas y no son, en cantidad, las esperadas.

HP es socio global de Virtual Educa.

En varios países iberoamericanos, la tecnología sigue siendo un recurso poco aprovechado, a pesar de que se han destinados recursos cuantiosos a programas de adquisición y desarrollo educativo en estos rubros.

La atención se ha concentrado en internet y sus posibilidades, y en equipos de cómputo con mayores capacidades: mejor resolución de pantalla, sonido perfeccionado y mayor velocidad de procesamiento. Con cada nuevo año escolar, aumentan los requerimientos de cobertura en este sentido y, sobre todo, de adecuación de materiales educativos o creación de ellos. No obstante, lo más importante es que el acceso de los estudiantes a los recursos tecnológicos es limitado y enfrentan problemas de compatibilidad de lo que hay en la escuela con lo que se tiene en casa, si lo hay.

Además, hay muchos centros escolares sin recursos tecnológicos o con muy pocos. Incluso, hay varios que no tienen acceso a las fuentes de energía indispensables para hacer funcionar lo que se tenga a mano.

La creación de centros o aulas de cómputo en las escuelas va avanzando enfrentando problemas cotidianos de cobertura y pertinencia, pero cuando se poseen se subutilizan, pues se orientan a situaciones escolares que se pueden resolver con lápiz y papel o que no necesariamente requieren una computadora. Los recursos tecnológicos que ya tienen las escuelas, deberían reorientarse para sacar mayor provecho, pero continuando las actividades escolares con otros recursos que tienen poca atención a pesar de su importancia.

En efecto, las calculadoras son percibidas como un recurso tecnológico innecesario por el desplazamiento comercial hacia las tabletas y los teléfonos inteligentes. Suelen considerarse como un recurso de baja utilidad en la enseñanza. Sin embargo, las ventas millonarias de calculadoras, como es el caso de las calculadoras financieras y científicas, es una muestra de que satisfacen necesidades inmediatas en el mundo académico.

La creación de tecnologías ha beneficiado también a las calculadoras y en la actualidad funcionan como un microprocesador que puede realizar muchas actividades que comúnmente se realizan en la enseñanza con mayores beneficios de funcionalidad y con menores problemáticas de actualización o mantenimiento. Es el caso de Hp Prime, una calculadora diseñada para enseñar.

HP Prime, un ecosistema para generar prácticas docentes innovadoras

La calculadora HP Prime tiene un costo más bajo que muchos otros dispositivos, pero tiene funcionalidades como una pantalla touch y el uso de aplicaciones como los teléfonos inteligentes, aunque conserva las funcionalidades de modelos anteriores a partir de teclas o joystick, lo cual permite interacciones más sencillas y eficientes.

Permite a los maestros contar con aplicaciones ad hoc para la enseñanza de algunos temas y lo más importante para diseñar sus propias aplicaciones de forma sencilla.

Además, cuenta con la posibilidad de un emulador para que el maestro muestre las posibilidades del equipo a los estudiantes, por medio de su computadora y un cañón de video.

También, induce una gestión diferente en el aula que se puede adaptar a condiciones muy complicadas. Como la falta de energía eléctrica, pues la computadora puede funcionar con su pila y el recurso del cañón se puede resolver de diversas maneras o prescindir de él. Tampoco la falta de wifi puede ser un problema, pues cuenta con un sistema que permite enlazar cada calculadora a la computadora del maestro por medio de pequeñas antenas que se conectan y funcionan sin problemas.

Así el maestro podrá conocer lo que hace cada alumno en su calculadora. Tendrá la oportunidad de dar la clase a cada alumno desde su asiento, formar equipos sin mover el mobiliario del salón, enviar mensajes a los estudiantes, responder dudas por medio de este sistema  de mensajería, recordarles fechas importantes, enviarles actividades o evaluaciones, que en la medida que se vayan respondiendo aparecen en gráficas las respuestas de los estudiantes, permitiendo al maestro hacer realidad los principios de la evaluación diagnóstica y la evaluación formativa, entre muchas otras posibilidades.

Experiencias exitosas

La calculadora HP Prime y el Conectivity Kit, que en conjunto ofrecen las posibilidades antes mencionadas a un bajo costo, se han mostrado en diversas partes del mundo, pero paulatinamente, porque es un recurso tecnológico muy joven. Hace apenas un par de años que se han estado produciendo y promoviendo. En Iberoamérica, la HP Prime y el Conectivyty Kit resuelven el problema de acceso a la tecnología con muchas posibilidades de éxito por sus arquitectura y funcionamiento.

China es uno de los países en los que se ha estado trabajando en las aulas este recurso con equipos de maestros altamente calificados y beneficiando a muchos estudiantes. Han innovado también en el diseño de mobiliario y estuches para trasladar de salón en salón las calculadoras.

En Europa -particularmente en Francia, Holanda, Alemania y España- han avanzado en el uso de este recurso tecnológico en las aulas. También Australia ha visto incrementos importantes en la incorporación de este novedoso recurso de HP.

En América Latina, México ha desarrollado muchas actividades de formación de maestros y trabajo con alumnos, en varios estados del país. Se destacan los avances en formación de maestros en la Ciudad de México, Chiapas, Jalisco, Tabasco Quintana Roo, Sonora, entre otros.

A partir de los recursos humanos generados en México, se ha dado atención a otros países: Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Perú, Uruguay, entre ellos.

Ha destacado la importancia que tiene este recurso, no sólo en las escuelas regulares, también en sistemas como telesecundaria y telebachillerato, que se ubican principalmente en zonas rurales lejanas y enfrentan muchos problemas de servicios de corriente eléctrica o de internet.

En Colombia, por iniciativa de la maestra Olga Agudelo, directora del Vivero del Software que se contactó durante un Encuentro Internacional Virtual Educa anterior, se inició el trabajo con parejas de maestros y alumnos, generando experiencias de construcción de conocimientos muy interesantes.

Comentarios finales

De los trabajos de capacitación realizados con profesores y alumnos de varios niveles educativos se ha detectado que la HP Prime y el Conectivity Kit permiten realizar prácticas innovadoras que ayudan a los estudiantes a explorar contenidos de planes y programas de estudio y entender relaciones cuantitativas y espaciales, antes de trabajar con enunciados formales y contenidos abstractos. Algunas de estas prácticas se pueden realizar con computadoras y softwares gratuitos, pero el maestro tiene más problemas de interactuar con los estudiantes, quienes suelen distraerse con otros recursos de internet o de las computadoras. Aunque cuente con excelentes recursos, como el Program Manager de HP que ayuda a visualizar las ventanas de los estudiantes, el maestro no puede ver con facilidad los rostros y actuar de acuerdo con sus observaciones.

El trabajo con las calculadoras le permite al maestro observar todo lo que ocurre en clase y aunque un estudiante se distraiga en otros recursos de la calculadora, podrá ampliar su perspectiva de los contenidos programáticos.

Desde que se inició la construcción de la HP Prime el sistema operativo ha sido estable; y las actualizaciones, gratuitas y fáciles de instalar. Los módulos de la calculadora HP Prime no requieren de actualizaciones constantes y permiten interactuar entre tres tipos de representaciones de los objetos matemáticos (numéricas, algebraicas y geométricas) con sólo accionar una tecla.

El maestro puede activar el CAS o desactivarlo de acuerdo a sus necesidades, aspecto importante en el bachillerato internacional en el cual se debían adquirir dos calculadoras para trabajar con CAS y sin él.

La experiencia que viven los alumnos en la red del salón de clase les hace experimentar y prepararlos para trabajar en redes vía la computadora. Lo cual permite aprovechar más los recursos de los salones de cómputo.

El maestro no se desdibuja en su rol del salón de clase, al contrario, se afirma, pues es quien da sentido a las manipulaciones y actividades que se realizan en clase, creando nuevas actividades con sencillez y usando formas de diferentes de gestión en el aula.

La Dirección de Calculadoras para Latinoamérica de HP, a cargo de Enrique Ortiz, decidió que el apoyo para conocer a fondo las funciones de la calculadora y utilizar esas posibilidades para la enseñanza y la formación continua era relevante. Por este motivo, asumió el compromiso con sus clientes de vender el equipo y apoyar la capacitación de los docentes implicados, pero no siguiendo un manual del equipo, sino creando actividades de acuerdo a los principios de planes y programas de estudio vigentes en los diferentes países, a efecto de lograr soluciones educativas integrales.

Para ello cuenta con la participación de los doctores Eduardo Basurto y Eduardo Mancera, miembros del Comité Interamericano de Educación Matemática.

 


Bibliografía

  • Basurto, E. y Mancera E.(2015) Lo esencial de la HP Prime for Dummies. Planeta. España.
  • Mancera E. y Basurto E. (2015). Errar es un placer, el uso de los errores para el desarrollo del pensamiento matemático. SIRVE. México.
  • Mancera E. y Basurto, E. Saber matemáticas es saber resolver problemas. SIRVE. México.
  • Bruns, B. y Luque, J. (2015). Great Teachers: How to Raise Student Learning in Latin America and the Caribbean. Washington, DC: World Bank.
¡Regístrate en el próximo evento online de Virtual Educa!