Ningún niño sin escuela, ninguna escuela sin conectividad

Marisol Espinoza Cruz, Vicepresidenta de la República del Perú y Presidenta del Patronato de Virtual Educa
Marisol Espinoza Cruz, Vicepresidenta de la República del Perú y Presidenta del Patronato de Virtual Educa
@marisolespinoz_

La iniciativa ‘Ningún niño sin escuela, ninguna escuela sin conectividad’ “es una apuesta por el desarrollo y el futuro de nuestros niños, que no tiene fronteras. Fundamentalmente significa la inclusión, el respeto, el incluir la tecnología pensado en la educación de nuestros hijos, de esta joven y nueva generación”. El MAGAZINE entrevistó a la vicepresidenta Marisol Espinoza, quien promueve esta iniciativa de educación para la inclusión social que es auspiciada por la Secretaría General de la OEA.

¿Cuáles son los objetivos de la iniciativa ‘Ningún niño sin escuela, ninguna escuela sin conectividad’?

Esta es una iniciativa de Virtual Educa. Nosotros hemos visto la enorme brecha que existe entre los niños que estudian en las zonas rurales o zonas vulnerables y creemos que como sociedad no podemos estar al margen de esta preocupación y por eso impulsamos esta tarea: ‘Ningún niño sin escuela, ninguna escuela sin conectividad’. Cuando miramos la realidad de nuestros países, vemos que no en todos tenemos banda ancha o que la conectividad no llega a las zonas rurales, a las zonas de selva, de sierra, y entonces ¿cómo conectar estas escuelas? En el marco de Virtual Educa hemos planteado un proyecto piloto de cien escuelas en Perú, Ecuador, Bolivia, Haití para iniciar nuestro programa. Nuestra misión no es simplemente repartir tabletas, computadoras o la infraestructura física, sino garantizar que estos niños puedan tener educación de calidad, capacitando también a los docentes. Que ellos puedan integrarse a la era de una nueva educación, para que podamos preparar a los niños y jóvenes para las nuevas carreras del futuro. Si repetimos los mismos modelos, obtendremos los mismos resultados. Hay que cambiar las estrategias para obtener resultados diferentes. Y esa es la tarea que hoy tenemos en Virtual Educa: presentar a América Latina y el Caribe modelos de buenas prácticas con uso de las TIC.

¿Cuán importante es la cooperación público-privada para poder hacer realidad este tipo de iniciativas de inclusión social que integran a la educación y tecnologías digitales?

Es fundamental. Todos apostamos por la educación. Pero al momento de diseñar las políticas públicas, los presupuestos suelen ser escasos, se siguen utilizando los métodos tradicionales cuando ya estamos en una sociedad del siglo XXI. El gran desafío de hoy es conectados vs. desconectados, así como antes lo fue alfabetizados vs. analfabetos. En sociedades desconectadas no hay ninguna apuesta por el futuro y por eso creemos que desde la OEA se debe dar un fuerte impulso para trabajar estos proyectos. Pero necesitamos recursos. Por eso es que vamos a contactarnos con la Corporación Andina de Fomento y el Banco Mundial para que apoyen esta iniciativa.

«Nuestra misión no es simplemente repartir tabletas, computadoras o la infraestructura física, sino garantizar que estos niños puedan tener educación de calidad, capacitando también a los docentes».

¿Qué importancia real le otorgan los políticos de nuestra región a la educación? ¿Se está trabajando seriamente para reducir las brechas entre nuestros países y los países desarrollados?

Los políticos, y me incluyo ahí, no hemos asumido la importancia de la educación. Algunas regiones siguen con presupuestos educativos del 3.5%. Con esas cifras no vamos a llegar ni en veinte años, ni siquiera a niveles latinoamericanos. Si realmente queremos apostar por la educación, tenemos diseñar presupuestos más comprometidos con esta área, que garanticen no solo las herramientas como pueden ser la computadora o la conectividad, sino que nuestros niños puedan enfrentar el futuro con las nuevas habilidades que le van a ser requeridas -liderazgo, alfabetización digital, resolución de problemas y comunicación- en un mundo con competitividad. Si las nuevas empresas requieren nuevos profesionales y los Estados no estamos preparando a estos chicos para competir, vamos a seguir apostando por la exclusión y la pobreza.

¿Cómo imagina la realidad latinoamericana si lográramos multiplicar este tipo de iniciativas?

¡Te lo imaginas! No solo, todos conectados; sino también: nuevas currículas, nuevos diseños, nuevos planes de desarrollo, jóvenes con mayor capacidad para insertarse en el mundo. Nuevos desafíos pero también nuevas oportunidades. Y es aquí donde pone el énfasis y el acento Virtual Educa: cómo conectarse a una sociedad del siglo XXI para preparar a los profesionales e incluir a nuestros pueblos en el mundo futuro.

Más allá de su rol como Vicepresidenta del Perú y Presidenta del Patronato de Virtual Educa, ¿qué la motiva como mujer a poner tanta energía en el impulso de la educación?

Lo que más me anima es saber que hay un niño en alguna comunidad nativa o de la sierra o de la selva de nuestros países latinoamericanos al que debemos brindarle la oportunidad. Como simple ciudadana, no como Vicepresidenta o congresista, sueño con una mejor educación. Yo misma soy el resultado de la educación. Junto con algunos de mi generación, estudié, me pude preparar, pude superar muchas brechas que existían en la época que nací. Entonces, educar a una niña no era prioridad. En una sociedad machista solo se educaba al niño. Fui la primera niña de la familia y luego vino otra niña. Entonces, mi papá se vio obligado a preparar a sus hijas. Y el siempre dijo: «la mejor herencia que le puedo dejar a mis hijas es su educación». Invirtió mucho en educación. Tuvo esa visión que hoy yo comparto. Me gustaría contagiar a todos, como lo hace José María Antón, nuestro Secretario General en Virtual Educa, con su entusiasmo y fuerza para llevar adelante un gran proyecto de educación regional.

[ot-video][/ot-video]


Proyección de la iniciativa

Inauguración de Escuela Popup Virtual Educa en Pachacamac, Lima, Perú.

El Plan de Acción de ‘Ningún niño sin escuela, ninguna escuela sin conectividad´proyecta ampliar la Red de Escuelas Popup y Aulas Virtual Educa y extender el alcance de la iniciativa a más niños y docentes en zonas de exclusión de las Américas.

Además de sistematizar lo realizado, el proyecto propone incorporar los siguientes elementos:

  • Ampliación de la Red de escuelas en 100 unidades, que está previsto instalar en Bolivia [10], Brasil / Bahía [10], Ecuador [10], El Salvador [5], Haití [5], México / Chiapas [10] y Perú [50]. Estas escuelas tendrán asociadas aulas siguiendo el modelo de Perú [actualmente dos escuelas y ocho aulas]. Las aulas contarán con equipamiento mínimo propio o de la escuela a la que estén asignadas y serán establecidas en zonas en riesgo de exclusión.
  • Conectividad en las escuelas y aulas, con diversos modelos y experimentando alternativas que garanticen la cobertura con calidad aún en circunstancias adversas. Dotación de un portal de contenidos educativos, que sea a la vez una plataforma de aprendizaje y un entorno de acompañamiento en la formación de los maestros. Desarrollo de una comunidad de práctica docente vinculada al programa piloto.
  • Seguimiento y evaluación del proceso por parte de un comité internacional de expertos propuestos por las organizaciones internacionales que apoyen el proyecto y los socios globales de Virtual Educa, siguiendo el modelo de cooperación público – privada.

 


Más información

Informe completo de la iniciativa (PDF): www.virtualeduca.org/documentos/ve(iniciativa-escuelas-01.10.2015).pdf