El Salvador: impulsar el desarrollo del país a través de la educación

0
313
Estudiantes durante entrega de computadoras

El impacto económico y social de los proyectos educativos de base tecnológica de JP-IK

El Programa Presidencial “Una Niña, Un Niño, Una Computadora” fue lanzado en el 2015 bajo la tutela del Ministerio de Educación de El Salvador, con la misión de mejorar la calidad de la Educación salvadoreña, garantizando que los docentes tienen los conocimientos necesarios para utilizar la tecnología en contexto educativo y promoviendo la igualdad de oportunidades de los estudiantes en el acceso a las TIC.

La base de esta iniciativa está en la producción nacional de los equipos tecnológicos –bautizados como Lempitas– entregados a cada alumno y profesor. Otro pilar fundamental de la iniciativa es la capacitación docente, para una integración significativa de la tecnología en  contexto de enseñanza y aprendizaje.

Para la ejecución de un proyecto nacional de esta importancia y alcance, el Gobierno de El Salvador seleccionó JP – inspiring knowledge (JP-IK) como entidad asociada para el diseño, implantación y gestión del proyecto.

Transformación de la Educación en El Salvador

El Programa Presidencial “Una Niña, Un Niño, Una Computadora” comenzó a diseñarse en 2011, pero solo en 2015 tuvo lugar su lanzamiento oficial por la voz del anterior Ministro de Educación ya actual Presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, bajo la tutela del Ministerio de Educación. Este ambicioso programa de transformación de la sociedad de El Salvador se basa en tres ejes –equipos, conectividad y capacitación docente– y tiene dos objetivos fundamentales:

  1. [textmarker color=”FFFF00″]que cada niño salvadoreño tenga acceso a una computadora en su escuela o centro educativo;[/textmarker]
  2. [textmarker color=”FFFF00″]que los profesores salvadoreños utilicen las mejores herramientas tecnológicas en su día-a-día, así como en su desarrollo profesional y progresión en la carrera.[/textmarker]

La estrategia de master training para la integración pedagógica de la tecnología en un entorno de aprendizaje llegará a 35 mil docentes, con la segunda fase de la operación ya en marcha, con recurso plataformas de b-learning.

Los proyectos educativos de base tecnológica de JP-IK y su experiencia en América Latina

Este tipo de proyecto está cubierto por tres dimensiones fundamentales –la tecnología, la ingeniería y la formación-, que definen el Inspiring Knowledge Ecosystem, incluyendo una amplia diversidad de competencias y servicios asociados.

Esta propuesta de valor está basada en un modelo de transferencia de conocimiento, desarrollo profesional y creación de empleo, con un impacto que abarca no solo a la comunidad educativa, sino también a las esferas económica, social y política de la región. El objetivo último de estos proyectos es promover, a medio-largo plazo, el desarrollo sostenible de las sociedades.

Una Niña, Un Niño, Una Computadora

Tras algunos contratos aislados de suministro de equipos educativos en años anteriores, y dada la ambición del proyecto “Una Niña, Un Niño, Una Computadora”, el Gobierno de El Salvador seleccionó a JP-IK como la entidad asociada para el diseño e implantación de la unidad de producción local de los equipos a entregar en el ámbito del programa.

La recualificación de un antiguo centro de servicios de reacondicionamiento de equipos presentó una inversión pública inicial $778.616, dando origen a la primera fábrica de ensamblaje tecnológica de El Salvador, con un modelo único en América Central.

Presidente Salvador Sánchez Cerén

“Este proyecto marca una de las más grandes referencias en materia de sostenibilidad en los últimos años” —Salvador Sánchez Cerén, Presidente da República de El Salvador

En una óptica de Ingeniería Industrial (el componente clave de este proyecto), JP-IK prestó los siguientes servicios:

  • Servicios de Consultoría para la Definición y Diseño de la línea de ensamblaje, pasando por la definición de Procesos de Producción y Mejora, Planes de Producción y Mantenimiento y Planes de Higienes y Seguridad Ocupacional;
  • Servicios de Formación/Capacitación, de manera que se realice la transferencia de conocimiento necesario para garantizar la mayor autonomía posible de la gestión industrial local.

En lo que se refiere al Apoyo Técnico Local, JP-IK proporcionó un equipo técnico de especialistas para soportar la administración local en la producción industrial, prestando consultoría permanente al proyecto y minimizando impactos, concretamente en módulos como el Soporte Técnico, los Diagnósticos y el Control de Calidad.

En paralelo, JP-IK presta también servicios adicionales de soporte, garantizando el cumplimiento de todos los requisitos contratados, entre otros: la Creación de BIOS e imágenes de software personalizadas, y el suministro permanente de equipos, herramientas industriales y todos los componentes necesarios para el ensamblaje de los equipos.

Jorge Couto, Presidente de JP-IK
Jorge Couto, Presidente de JP-IK

“El Salvador es un ejemplo para muchos otros países que no quieran mantenerse en el pasado de la Educación” —Jorge Sá Couto, Presidente de JP – inspiring knowledge

La unidad de producción del proyecto “Una Niña, Un Niño, Una Computadora” queda localizada en la ciudad de Zacatecoluca, a 61 km de la capital del país, San Salvador. La fábrica comprende un área total de 3 mil metros cuadrados, incluyendo los espacios de los almacenes, áreas técnicas y de ingeniería, línea de producción y servicios administrativos.

 

Esta línea de ensamblaje está preparada para dar respuesta a las siguientes etapas de producción: (1) Logística interna, (2) Preparación de las materias-primas con abastecimiento a los puestos de ensamblaje, (3) Ensamblaje, (4) Actualización de los firmwares y calibraciones, (5) Inspección Mecánica y Cosmética, (6) Control de calidad automático, (7) Inserción del software, (8) Control de calidad final (funcional y cosmético), (9) Embalaje y (10) Almacenaje.

En paralelo, transcurren otros procesos de soporte al tratamiento de no conformidades y logística reversa.

Con una capacidad de producción de los 100 equipos al día y 24 mil equipos al año, la implantación de esta unidad permitió crear 20 puestos de trabajo (directos), conectados a las áreas de Ensamblaje y Soporte, Gestión de Calidad, Operaciones y Logística.

Creando impacto en la Educación. Construyendo el futuro de una nación

Hasta el final del primer año de producción en el país, el programa “Una Niña, Un Niño, Una Computadora” prevé entregar 32 mil Lempitas a estudiantes y profesores de 1.177 establecimientos de enseñanza pública, estableciendo en simultáneo todas las condiciones para la conectividad en estos centros escolares. Con esta primera inversión, se estima que el país consiga disminuir la brecha digital en un periodo de tres años.

Una Niña Un Niño, Una Computadora” es una clara representación de la forma como JP-IK cree que la tecnología puede contribuir para una Educación de Calidad y el Desarrollo Sostenible de los Países, por su cobertura, transversalidad y total integración de la tecnología en las diferentes dimensiones de la sociedad.


Acerca de JP-IK

JP-IK está presente en más de 80 países, con más de 20 proyectos Educativos de gran escala implantados, 9 millones de dispositivos entregados y más de 500 master trainers (con la capacidad de llegar a miles de maestros y profesores) directamente capacitados. La región de América Latina representa su mercado principal en los últimos 8 anos.

Desde 2009, JP-IK ha ido trabajando en América Latino, en iniciativas educativas a la escala nacional, habiendo comenzado por el diseño y entrega de soluciones tecnológicas, para evolucionar después para los proyectos tecnológicos integrados de transformación de los sistemas educativos. Bolivia, Venezuela, Argentina, Uruguay, México, Panamá y Brasil son los principales países con los que JP-IK ha trabajado lado a lado.