Celebramos el 50° aniversario de Intel, una compañía que surgió en los inicios de la industria tecnológica con el nacimiento del circuito integrado. Desde ese día, el impacto de Intel ha generado una serie de olas tecnológicas, incluyendo la computadora personal, la internet y la nube. Ahora, estamos en la línea de salida de una nueva transformación digital todavía más profunda, en donde virtualmente cada actividad que realicemos interactuará con la informática.

Intel es una empresa asociada a Virtual Educa.

La informática está a punto de volverse infinitamente más diversa. Evolucionará a nuevos formatos. Se adaptará a restricciones extremas tanto ambientales como de costos. También alimentará software y algoritmos que están siempre conectados y aprendiendo, y podrá sobresalir en tareas especializadas.

Las computadoras trabajarán en redes cercanas, concretas e invisibles en los dispositivos y en los remotos centros de datos en la nube al servicio de las personas.

En su documento original de la “Ley de Moore” de 1965, el cofundador de Intel, Gordon Moore, escribió sobre la integración de muchos dispositivos similares con grandes beneficios: “El futuro de la electrónica integrada es el futuro de la electrónica misma. Las ventajas de la integración producirán una proliferación de electrónica, llevando esta ciencia a muchos campos”. En nuestra generación, tendremos la libertad de integrar dispositivos distintos en casi todos los sentidos: función, arquitectura, costo, energía y proceso de fabricación.

Como compañía, hemos estado trabajando para alcanzar este futuro durante más de una década. Es fundamental que continuemos promoviendo la innovación en cinco áreas:

1. Tecnologías innovadoras: mezclando y combinando para crear algo nuevo

En un mundo de integración heterogénea, en donde el valor se crea combinando tecnologías poderosas pero algunas veces dispares, la invención y la inversión en diversas carteras de propiedad intelectual (IP por sus siglas en inglés) aumentarán en forma considerable. Una nueva área de tecnología dominante en la que estamos invirtiendo es la visión por computadora – desde las unidades de procesamiento gráfico y las unidades de procesamiento de visión a las plataformas integradas de dominio específico, como Mobileye. Ver es difícil para las computadoras, no obstante, la visión por computadora y otras tecnologías y software de detección permitirán interacciones más naturales entre las personas y las computadoras.

2. Arquitecturas y ecosistemas avanzados

Las tareas de computación relacionadas con la inteligencia artificial permearán virtualmente en todos los procesos que utilizan una cantidad considerable de datos en la próxima década. Estamos inventando tecnologías y herramientas de software abierto que harán progresar el naciente ecosistema de inteligencia artificial, haciendo posible obtener información, anticiparse a las necesidades y aprender continuamente de los datos a escala empresarial. Lo anterior comprende nuevos procesadores de red neuronal, dispositivos FPGA personalizables en la nube y tecnologías de inteligencia artificial integradas en las plataformas existentes.

3. Envases en nuevas dimensiones

Estamos haciendo enormes progresos para permitir claramente la integración heterogénea de la informática, la memoria y las comunicaciones. Conectaremos y apilaremos diversas tecnologías en espacios diminutos, perfeccionadas para envolventes de potencia específicos, ofreciendo características únicas de costo y desempeño, con mucha mayor flexibilidad. Estamos desarrollando un procesador que conecta “chiplets” integrados en diferentes procesos de fabricación, utilizando nuevas técnicas de ensamble 2D y 3D, para brindar un potente desempeño de la computadora personal con el uso de energía de un dispositivo móvil ultra eficiente.

4. Nuevos modelos para computación

Intel Labs está trabajando con sus socios académicos de todo el mundo para mirar hacia el futuro y reinventar la informática. La informática cuántica promete penetrar en problemas complejos con variables aparentemente infinitas, si se puede escalar en forma confiable. Y la tecnología neuromórfica, que imita la función de las neuronas y opera en la retroalimentación del ambiente, podría ser un nuevo modelo de cómputo adaptable, siempre conectado y ultra eficiente en el extremo. Estamos logrando un gran progreso en ambos.

5. Asegurando el futuro

Congruente con nuestro compromiso de la seguridad primero, estamos trabajando en una colaboración más estrecha para identificar y abordar vulnerabilidades en tecnologías cada vez más complejas. Y participamos en iniciativas industriales y académicas, como son el programa RISE en la Universidad de California, Berkeley, trabajando en nuevos marcos y tecnologías, para ayudar a proteger a millones de personas y objetos conectados que se basan en tecnologías y software asistenciales.

Todo ello exige el compromiso con estrategias de largo plazo e inversiones sostenidas en gente y plataformas de innovación. En Intel adquirimos compañías innovadoras, pero también aumentamos el gasto en investigación y desarrollo. El año pasado, más de una tercera parte de la investigación y desarrollo del mundo, con un valor de $13 mil millones de dólares, fue realizada por Intel para garantizar que contemos con la gente y la tecnología adecuada para ir a la cabeza en este futuro.

En el 50° aniversario de Intel, celebramos el pasado – a iconos como nuestros fundadores, Robert Noyce y Gordon Moore – pero principalmente, vemos hacia adelante, como ellos lo hicieron, con nuestros colegas y nuestra industria más extensa y comunidades académicas para crear el futuro, mejorar las vidas y resolver los retos más grandes del mundo.