La pandemia de la covid-19 ha obligado a la población a reinventar las formas de relacionarse, de trabajar y también de enseñar. Los docentes se enfrentan a un desafío enorme en el que tendrán que ser muy flexibles ante los cambios que marcará el coronavirus. Con la intención de ayudar a la comunidad educativa en este proceso, Virtual Educa, organización internacional dedicada a la innovación educativa, ha organizado un congreso online con cerca de 300 ponentes: Virtual Educa Connect. Se celebra desde este martes al jueves y está dirigido tanto a docentes —los cuales se pueden inscribir de manera gratuita—, como a cualquier actor involucrado en el sector.

Más de 50.000 personas ya se han registrado en el evento, que será inaugurado por la ministra de Educación, Isabel Celaá, y su homólogo portugués, Tiago Brandão, que ha capitaneado una mejora muy importante de los resultados del país en el informe PISA. Además, entre los ponentes se encuentran secretarios de Estado del área de varios países y otros profesionales del sector público, como Xavier Prats Monné, exdirector general de Educación de la Comisión Europea y asesor de Teach For All; también representantes de diferentes universidades a distancia, como la UNED o la Aberta de Portugal; y académicos, como Fernando Reimers, de la Harvard Graduate School of Education. Asisten también instituciones internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos; y varias empresas asociadas a la temática, especialmente tecnológicas. La Unesco calcula que el cierre físico de centros educativos ha afectado al 89% de los estudiantes del mundo, por eso las herramientas digitales de comunicación y enseñanza serán grandes protagonistas del encuentro.

Jorge Antón, director gerente de Virtual Educa, explica que este congreso pretende favorecer el intercambio de ideas entre los académicos, el sector público y corporativo y la sociedad civil. “Va dirigido a todos los docentes del mundo, sobre todo en idioma español, pero tenemos ponencias en inglés, en las que se hará una traducción simultánea, y en portugués, por ser este país la sede del evento de este año”, aclara. Y es que, así como la educación ha tenido que adaptarse durante la pandemia, también este congreso, que estaba programado de manera presencial en Lisboa, se ha convertido en online.

Virtual Educa lleva 20 años impulsando la innovación en la educación con el objetivo de favorecer la transformación social y el desarrollo sostenible a través de la cooperación entre entes públicos y privados. Sin embargo, es la primera vez que se enfrenta a un reto tan claro: la educación tras la pandemia. Esto implica hablar de enseñanza a distancia, capacitación del profesorado, digitalización de la sociedad, herramientas tecnológicas, adaptabilidad o nuevas metodologías. Como apunta el director general, “la pandemia asoló el mundo y lo ha reconfigurado todo”.

Antón señala que es el momento de transformar los sistemas y abordar un cambio para el que “sin duda” los profesionales tendrán que “reciclarse”. En mente, siempre está la agenda 2030 y sus 17 objetivos de desarrollo sostenible, en concreto, el número cuatro: “Garantizar la educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”.

La covid-19 ha afectado a Virtual Educa mucho más allá de su programa para este congreso, pues José María Antón, secretario general de la organización, falleció el pasado marzo por esta enfermedad. A él está dedicado el evento.


Artículo publicado en El País (España). Leer el original aquí.