En un escenario que nos desafía por su transformación constante, Mercedes Werner, Gerente Operativa de Incorporación de Tecnologías (INTEC) del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires, en diálogo con el MAGAZINE nos señala la importancia de formar a los chicos y jóvenes en habilidades que les permitan la plasticidad de aprender, desaprender y reaprender a lo largo de la vida. Todo ello, en el marco de la cultura digital.

Mercedes Werner @mekiwerner, Gerente Operativa de Incorporación de Tecnologías (INTEC) del Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires

¿Qué competencias deben adquirir y desarrollar los chicos para desenvolverse en el mundo actual y futuro para convertirse en verdaderos protagonistas del siglo XXI?

Es una pregunta que nos hacemos todos los días en la Ciudad de Buenos Aires. Cómo podemos acompañar a las chicas y chicos de nuestras escuelas para que puedan ser quienes quieran ser. Sabemos que el ritmo de cambio de las tecnologías es, como mínimo, desafiante. Y a nosotros nos toca diseñar la educación que transitarán estos miles de niños y niñas. Entonces, el desafío es formarlos para que el día que lo necesiten puedan aprender, desaprender y reaprender. No solo me refiero a las tecnologías digitales en sí mismas, si no lo que ellos precisen en un contexto digital (desde hacer un trámite en internet, buscar información útil, aprender con un tutorial a preparar una torta de cumpleaños hasta programar una aplicación).

Es por esto que buscamos que puedan ser usuarios autónomos y críticos de las tecnologías digitales, es decir, que puedan usar la tecnología diferenciando fuentes y calidad de la información. Que entiendan, por ejemplo, por qué aparece primero en un buscador una determinada página web y no otra. A su vez, aprender a trabajar colaborativamente es un desafío para chicos y grandes que las tecnologías digitales pueden facilitar e incluso enriquecer según el uso que se les dé.

Resolver problemas siempre fue importante, creo que hoy el desafío es poder hacerlo en el marco de la cultura digital, aprovechando las herramientas que nos da la programación, el pensamiento computacional, la robótica e internet para desarrollar distintas habilidades, crear contenidos digitales, informarnos y vincularnos con otros en el siglo XXI.

¿Qué estrategias se implementan desde el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad para acompañarlos en este desafío?

Integrar y reconocer las prácticas y dinámicas propias de la cultura digital, las cuales forman y configuran la manera en que los estudiantes se comunican, comparten, crean, aprenden y transforman, implican un gran desafío para los educadores, en tanto, nos convocan a reconocer que esas prácticas que suceden fuera del aula, pueden contar con un gran potencial tanto para la enseñanza como para el aprendizaje.

Es así que enseñar en un escenario en constante transformación y en un “en línea permanente” nos interpela a revisar nuestras propuestas didácticas con el objetivo de que puedan convocar y desafiar a los estudiantes para el desarrollo cognitivo y de competencias que ayuden a expandir sus posibilidades de aprendizaje continuo e integral, tanto dentro como fuera de la escuela.

Hoy, nuestro gran desafío es comprender y aprender a diseñar propuestas educativas que integren estas prácticas y dinámicas de la cultura digital, identificando en las mismas una potencialidad para favorecer situaciones de aprendizaje vinculadas ya no solo a la adquisición de contenidos disciplinares sino también el desarrollo de aquellas competencias necesarias para aprender en diversos entornos, con múltiples dinámicas y posibilidades tecnológicas de forma crítica, criteriosa, segura y responsable.

Es así que diseñamos propuestas de enseñanza en las que, en formato taller y en pareja pedagógica -facilitador y docente-, se promueven espacios para que los estudiantes conozcan, reflexionen y comprendan cómo funcionan las tecnologías digitales, cómo se construye la identidad digital, de qué forma configurar una huella digital que los refleje tal cual son en las redes, cuándo y cómo anticipar situaciones en las que pueden estar en riesgo, tanto para ellos como para otros, y principalmente, entender que el ciberespacio es un espacio que se construye y en donde hay un “otro” como “uno”, con sus propias intencionalidad y sentidos, que es importante reconocer y respetar.

Hoy, no se trata de utilizar las tecnologías digitales para hacer “más” dinámica la clase, replicando prácticas que podrían realizarse sin estas tecnologías. Hoy se trata de mirar lo que lo que los estudiantes hacen, cómo se comunican, lo que comparten y crean, para poder recuperarlo y resignificarlo a luz de una intencionalidad pedagógica a través de propuestas que los ayuden a seguir aprendiendo y nos habilite e invite a aprender junto a ellos.

¿Cómo se trabaja en las escuelas para hacer posible la incorporación de las TIC a todas las áreas de conocimiento? ¿Cómo se articula con el equipo docente?

Después de muchos años de llevar a cabo programas de implementación pedagógica de tecnologías digitales, inicialmente con la primera fase del Plan Sarmiento y ahora con la segunda, contamos con algunas evidencias sobre cuáles son las estrategias para incorporar estas tecnologías.

Nuestra principal tarea consiste en planificar y capacitar a los docentes, acordando acciones con los directivos, y efectuando talleres con los alumnos y sus familias. Tenemos tres líneas sobre las que gira la agenda de trabajo que son Alfabetización digital, Internet segura y responsable y Pensamiento computacional y Programación. Todos los materiales que se trabajan en las escuelas son elaborados por el equipo de INTEC, y se generan conjuntamente con otras áreas como las Direcciones de nivel, la Gerencia Operativa de Currículum y Escuela de Maestros.

Por su parte, el compromiso de las supervisiones y conducciones de las instituciones para habilitar propuestas educativas en las que la incorporación de tecnologías sea con fines pedagógicos es fundamental. Para ello, se gestiona el trabajo a partir de su inclusión en los proyectos distritales, escolares y en las planificaciones de los docentes. Muchas escuelas realizan de forma digital todo el proceso de elaboración de proyectos escolares y curriculares y esto es gracias al impulso de las conducciones.

En esta línea es muy importante también que se gestionen espacios de intercambio entre los facilitadores pedagógicos, que son los especialistas en tecnologías digitales de INTEC, y los docentes, para planificar conjuntamente y capacitarse. Cuando se impulsan estos espacios, salen favorecidos todos: docentes, niños y familias, porque estas últimas también tienen que tener un compromiso con la Educación Digital de los alumnos y desde el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad nos proponemos incentivar y acompañar esa responsabilidad, a través de una batería de talleres.

Para finalizar, ¿algunas ideas concretas para el trabajo con tecnologías digitales en las escuelas?

Hay muchas oportunidades para integrar las tecnologías digitales en las prácticas de enseñanza y aprendizaje. Muchas veces nos piden recetas para realizarlo. Lamentablemente no hay una única forma de lograr este proceso complejo, pero hay algunas ideas simples que colaboran.

A nivel institucional es indispensable incluir tecnologías digitales en el proyecto de la institución. Un proyecto institucional que incluye tecnologías digitales se enriquece y muestra a toda la comunidad educativa la importancia de integrar la Educación digital en el trabajo cotidiano de toda la escuela.

Es fundamental en el marco de la cultura digital Impulsar proyectos y planificaciones que contribuyan a desarrollar las competencias necesarias para este siglo. La escuela reconoce el lugar central que el mundo digital tiene hoy en la vida cotidiana de todos. Para formar a los futuros ciudadanos de este mundo, o sea, nuestros niños y adolescentes de hoy, hace falta que toda la tarea pedagógica tenga como objetivo desarrollar las capacidades necesarias para poder desenvolverse sin problemas en este mundo. Reconocer el lugar de las tecnologías digitales para ello, es estratégico.

La formación de los docentes también es sumamente importante. Para aquellos que vivan o trabajen en la Ciudad por supuesto siempre es una opción acercarse a la Escuela de Maestros o hablar con el facilitador pedagógico digital de su escuela para armar una propuesta en servicio. También pueden consultar el Campus Virtual, donde están subidos todos los contenidos con los cuales realizamos actividades con los docentes campusvirtualintec.buenosaires.gob.ar (para los que no son de la Ciudad también pueden acceder a estos contenidos).

Algunas pistas para el trabajo pedagógico con tecnologías digitales dentro del aula pueden ser: elaborar proyectos multidisciplinares integrando tecnologías digitales; proponer espacios de debate en relación a la temáticas como uso seguro de internet, grooming, huella digital, ciber seguridad, ciberbullying; trabajar el pensamiento computacional utilizando aplicaciones como Scratch en todas aquellas actividades pedagógicas que apunten al desarrollo de la capacidad de resolución de problemas; utilizar la aplicación GeoGebra para trabajar Geometría en el área de Matemáticas; establecer un espacio virtual de comunicación y trabajo entre alumnos y docentes utilizando plataformas como Edmodo, Google Classroom, etc; aprovechar las ventajas que proporcionan los documentos compartidos para desarrollar el trabajo colaborativo; fomentar las habilidades creativas de los alumnos diseñando aplicaciones para teléfonos móviles a través del MIT app inventor o similar; incluir el trabajo con videojuegos para fortalecer la resolución de problemas y desafíos; para el acompañar el desarrollo de la oralidad de los niños pequeños, el trabajo con aplicaciones de audio en las cuales los niños locuten y se graben es muy importante; impulsar el uso de recursos audiovisuales para trabajar las nuevas narrativas multimediales; organizar talleres de ciencias, programación, chicas programadoras, robótica para alumnas y alumnos; fomentar el interés de los niños por investigar y descubrir en ciencias utilizando recursos digitales como los microscopios, laboratorios virtuales, sensores y simuladores; es una lista de algunas ideas que por lo general funcionan en el aula.

Nuevamente sugiero ingresar al Campus Virtual INTEC para descubrir más propuestas y experiencias que funcionan y han funcionado en el aula.