La edtech Aulas AMiGAS, nacida en Colombia, tiene como misión diseñar e implementar proyectos en su ecosistema de innovación educativa. Para ello, ha desarrollado un modelo en torno a la transformación de los ambientes de aprendizaje, fortaleciendo las competencias digitales de los docentes e integrando las TIC incluso en aulas sin conectividad.

El modelo Aulas AMiGAS de ‘Ambiente de aprendizaje integrado para la innovación educativa y la gestión del aprendizaje significativo’ integra tres componentes: apropiación, recursos y tecnología; y dos elementos transversales: una herramienta de seguimiento estadístico y  una comunidad de práctica, además de la certificación del proceso de apropiación  respaldada por una universidad de alta calidad como la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB).

Aulas AMiGAS contribuye con la formación de docentes de todas las áreas y niveles educativos con el fin de implementar tecnologías en su práctica cotidiana, en zonas urbanas y rurales, con y sin conectividad.

Aulas AMiGAS ha formado docentes de todas las áreas y niveles educativos con el fin de implementar tecnologías en su práctica cotidiana, en zonas urbanas y rurales, con y sin conectividad, con apoyo de entidades gubernamentales y empresas con responsabilidad social, posicionando la innovación educativa como una herramienta para el cierre de brechas en contextos rurales. Asimismo, es importante destacar que cada proyecto se diseña pensando en el contexto con el fin de ajustarse a las necesidades propias de la población beneficiada.

A continuación, enumeramos algunas de las experiencias más significativas del último año.

Desde lo rural: Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET

Colombia está superando un conflicto armado de muchos años. A raíz de ello, surgen los PDET, para transformar los territorios más afectados, lugares donde se llega en lancha, a lomo de mula o caminando por horas. Bajo el liderazgo de sus alcaldes, el proyecto Aulas AMiGAS  llega a municipios PDET (Planadas, La Tola, Olaya Herrera, Roberto Payán, Anorí y Yondó), situando a la educación como agente de transformación social de los territorios rurales, beneficiando a 16.000 estudiantes, 850 docentes cada uno con una Aula AMiGA Móvil o fija, en alrededor de 200 sedes educativas.

Proyecto CTeI en Antioquia

En alianza con la Gobernación de Antioquia, Tigo UNE y Aulas AMiGAS gestionaron recursos de la convocatoria del Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación con un proyecto que apunta a fortalecer las capacidades de innovación educativa en instituciones educativas del departamento, adaptable a cualquier escenario, entregando además del modelo, conectividad y tabletas a las escuelas. Para este proyecto, se desarrolló un aplicativo offline, permitiendo a los estudiantes el desarrollo de actividades en casa incluso sin conectividad. A partir de esta iniciativa se benefician 5.116 estudiantes, 536 docentes con 268 Aulas AMiGAS móviles, para 52 sedes educativas en 23 municipios de Antioquia. 

Aportándole a la paz: Departamento de Bolívar 

Los “Ambientes tecnológicos integrados para la convivencia, la reconciliación y la Paz”, una iniciativa que surge en colaboración con las Secretarías de Víctimas y de Educación de Bolívar, posiciona a la escuela como centro de desarrollo comunitario para construir convivencia, reconciliación y paz. Con la implementación de las Aulas AMiGAS, se logra la gestión de nuevos modelos de formación y a la vez, la formación de Gestores Comunitarios para la Paz y la Reconciliación entre los líderes sociales y comunitarios en los municipios de Arjona, Clemencia, Santa Catalina, Turbaco y Turbaná. Actualmente, se benefician 167 docentes, 12400 estudiantes y 250 líderes comunitarios.

En contextos internacionales: Guatemala

Desde la presidencia de Guatemala, se adelantó un proceso financiado con fondos del BID que permitió formar a 12.775 docentes y 60 técnicos del Ministerio en ambientes integrados del proyecto “Tecnología en el Aula”, para el aprovechamiento de 2.790 Kit distribuidos en 1.896 centros educativos rurales de 322 municipios con muy limitada conectividad a internet. El proceso requirió de desplazamientos de personal técnico y de formación desde Colombia y el desarrollo de procesos virtuales y apoyo de formadores guatemaltecos. También incluyó la instalación de soluciones fotovoltaicas y tabletas desde aliados locales, como elementos complementarios.

Así, Aulas amigas lleva innovación educativa a los territorios para continuar cerrando brechas digitales en diferentes contextos latinoamericanos.