Fundación Barça está celebrando sus 25 años. Hace tres, puso en marcha un nuevo plan estratégico con tres líneas de actuación -Prevención de la Violencia, Inclusión Social y Acceso a la Educación- de las que se desprenden siete programas, entre los que destacan: Prevención del Bullying y de la Violencia Juvenil, Refugiados y Migrantes y Bienestar Pediátrico.

Hoy, Fundación Barça desarrolla acciones en 58 países y ha beneficiado a más de 1,6 millones de niños y niñas. «Ha habido una apuesta muy valiente del FC Barcelona por fortalecer la fundación y llevarla a un nivel que pueda tener impacto”, explica Maria Vallès, directora general de Fundación Barça, a quien entrevistamos en ocasión de su disertación en el Foro ‘El Futuro ya está Aquí’, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo con la colaboración de Virtual Educa y el Parlatino.

Maria Vallès, directora general de Fundación Barça

Estamos muy interesados en cómo formarnos en las Habilidades del Siglo 21 porque son las que demandarán los puestos de trabajo del futuro. Pero, ¿qué hay de los valores del siglo 21? ¿Son otros valores?

El tema de los valores es algo que está en el ADN del FC Barcelona. Para el Barça no es importante sólo ganar sino cómo se gana. Por eso es tan importante el estilo de juego. Hemos resumido los valores en una palabra: HEART (corazón, en inglés): Humildad, Esfuerzo, Ambición, Respeto y Trabajo en equipo. Estos valores son una referencia tanto para los jóvenes y niños con quienes trabajamos, como para los jugadores del club y los futuros jugadores que hoy se están formando. Y desde Fundación Barça, buscamos que los niños incorporen estos valores en su día a día y en su juego, sobre todo aquellos de comunidades más vulnerables, que están pasando por situaciones muy difíciles y que quizás nunca han oído hablar de valores. Nuestra intención es que a través de las actividades vivenciales que les ofrece la fundación, puedan incorporar y apoyarse en un marco de referencia de valores para, entonces sí, poder desarrollar habilidades que antes no tenían.

¿Cuáles son las metodologías que aplican para esta apropiación de valores y el desarrollo de habilidades?

Tenemos varias. Pero una de las que está más presente en muchos países es FutbolNet, que es fútbol pero podría ser otro deporte. Es una metodología basada en la actividad física y que se divide en tres tiempos. En un primer tiempo, se marcan los valores de los que hablábamos anteriormente y se charla sobre las problemáticas de los chavales en función de su contexto. También, se establecen normas de juego en función de los valores y otros factores que los mismos niños y jóvenes añaden. Estas normas se establecen y se pactan en el grupo. Durante la segunda parte de la actividad, se juega. Y en la tercera, se reflexiona. Esta última les ofrece la oportunidad de consolidar el aprendizaje porque, a través de esta metodología, los niños aprenden a reflexionar, a dialogar, a rectificar, a sociabilizar, a hacer amigos porque abren sus problemáticas a los demás, a reducir el nivel de agresividad, a canalizar su frustración.

Todos estos resultados los evaluamos porque pueden ayudarnos con otros proyectos en otros sitios. En el caso de refugiados, que son niños y niñas que han perdido totalmente a sus familias y a su comunidad, buscamos que vuelvan a sentirse en comunidad porque muchas veces no son capaces de compartir mucho más allá de la práctica de un deporte.

«El poder la marca Barça, el deporte como experiencia vivencial, y una metodología bien diseñada que se pueda medir y monitorear, son tres elementos claves que explican el éxito de los programas que lleva adelante la Fundación Barça», explica Maria Vallès | DANNY KARDONA – VIRTUAL EDUCA

¿Se implican los jugadores del Barça en las actividades de la fundación? ¿Cómo lo hacen, entendiendo que algunos de ellos también vivieron sus orígenes en contextos difíciles?

Sí, se implican. De hecho, el 50% de los ingresos de la Fundación vienen por un lado del Club, que da el 0,7% de sus ingresos, y de los jugadores que dan el 0,5% de su ficha. Aparte, ellos se implican personalmente, sobre todo con las campañas de sensibilización o sobre una temática específica, porque no olvidemos que tienen una agenda complicadísima y están compitiendo. Sin embargo, cada vez que hemos pedido que se impliquen, lo han hecho. Algunos jugadores, tienen esta sensibilidad y algunos tienen sus propias fundaciones. Entonces, lo que se da mucho es la colaboración entre fundaciones a través de proyectos conjuntos. Por ejemplo, con Leo Messi hemos actuado conjuntamente en la construcción de un nuevo centro pediátrico en Barcelona y en la prevención de la violencia juvenil en Rosario, Argentina. Y con exjugadores también colaboramos mucho conjuntamente.