Aprender es la evaluación nacional de los aprendizajes implementada por el Ministerio de Educación de la Nación. Tiene como objetivo indagar acerca de la calidad de los aprendizajes y generar insumos que permitan implementar o reorientar políticas, en pos de una una educación de calidad para los niños, niñas y jóvenes de todo el país.

Prof. Elena Duro @ElenaDuroAR, secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación de la Nación Argentina

La tecnología ocupa un lugar central en el dispositivo Aprender: desde la información que se genera con la evaluación sobre acceso y uso de las TIC en la comunidad educativa, hasta la forma en la que se devuelven los resultados a las escuelas y a la sociedad en general: la información es presentada en distintos soportes digitales que permiten transparentar y democratizar la información.

Acceso y uso de TIC en la comunidad educativa

Además de la evaluación de desempeños, Aprender 2016 contó con cuestionarios complementarios que incluyeron preguntas orientadas a relevar información de contexto, entre las que se destacó un bloque sobre uso y acceso a las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en estudiantes, docentes y directivos.

Escuela y TIC son complementarios en lo que refiere a inclusión digital: la escuela puede constituirse en mediadora del acceso a las TIC, tanto para los docentes como para los niños, niñas y jóvenes cuyas familias no pueden afrontar el gasto necesario para comprar este tipo de tecnologías en el mercado –la primera brecha digital–. Al mismo tiempo, el tipo de usos que pueden promover las instituciones educativas respecto de las TIC enriquece el repertorio de prácticas y usos que los estudiantes y docentes hacen de los dispositivos digitales.

La información obtenida muestra que el acceso a computadoras se encuentra prácticamente universalizado entre los docentes que respondieron el cuestionario de Aprender 2016: el 94,1% cuenta con este recurso en sus hogares mientras que nueve de cada diez docentes encuestados cuenta con conexión a internet en su casa (88,3%).

Respecto al acceso de TIC entre los estudiantes de Argentina, prácticamente la totalidad de quienes se encuentran finalizando la escuela secundaria cuentan con un teléfono móvil (95,7%). Incluso entre los estudiantes de 6º grado de primaria la presencia de celulares está muy difundida: un 76% tiene acceso a estos dispositivos. En relación con el acceso a computadoras, el 87,7% de los estudiantes de nivel secundario cuentan con este recurso en sus hogares. La conectividad es otro aspecto fundamental para estimar el grado de equipamiento tecnológico. La información obtenida en Aprender 2016 muestra que dos de cada tres estudiantes tienen conexión a internet en sus casas (66,8%).

En cuanto a la disponibilidad de computadoras en las escuelas, ocho de cada diez establecimientos cuentan con este recurso tanto en nivel primario como secundario. En este punto, el desafío está en generar más equidad en el nivel primario donde prácticamente la totalidad de las instituciones del ámbito privado dispone de computadoras para uso administrativo mientras que en el sector estatal esta condición se reduce 23 puntos porcentuales. La presencia de computadoras y conectividad en las instituciones educativas son aspectos que permiten vislumbrar cuál es el umbral de posibilidades para la integración pedagógica de las TIC.

El simulador y la visualización de datos

Los dispositivos digitales y las múltiples posibilidades que brinda internet han sido un soporte fundamental para difundir la evaluación Aprender. En 2017 desarrollamos un simulador online de la prueba para familiarizar a la comunidad educativa con el formato de las evaluaciones estandarizadas. Cientos de miles de usuarios accedieron al simulador; lo que expresa, en cierto punto, el interés de la comunidad por la evaluación así como la accesibilidad que tienen a este tipo plataformas.

Las herramientas y programas para la visualización de datos han sido un gran soporte para transparentar y democratizar la información generada en las pruebas. La plataforma interactiva de datos Aprender permite visualizar en un formato amigable la información generada en la evaluación nacional y comparar los resultados municipales con los provinciales y nacionales, además de conocer la repitencia y ausentismo declarados por los estudiantes. Por su parte, el Sistema abierto de consulta Aprender 2016 desarrollado por el Ministerio de Educación de la Nación pone a disposición de la sociedad los datos obtenidos en la evaluación. Esta plataforma permite acceder al procesamiento en línea de las bases de datos y elaborar tablas y gráficos de acuerdo a distintas variables, como por ejemplo asistencia al colegio, nivel de educación de los padres de los estudiantes y desempeños en las distintas áreas evaluadas.

Devolución de resultados

El reporte por escuela Aprender es el documento a través del cual el Ministerio de Educación de la Nación devuelve la información de Aprender a las más de 31 mil escuelas participantes. La información de la evaluación cobra sentido cuando es utilizada por los distintos actores de la comunidad educativa para reflexionar sobre los principales logros y desafíos en la institución. En ese marco, la tecnología es un aliado fundamental: el informe de desempeños de Aprender se distribuye entre las escuelas participantes a través de la plataforma web Aprender en la Escuela en la que, además de los resultados, se presentan recomendaciones para la enseñanza.

La evaluación educativa es un proceso integral que tiene como punto de partida el diseño del instrumento evaluativo y cobra sentido con el uso de la información por parte de los distintos niveles de decisión. En ese marco, los distintos soportes tecnológicos constituyen un insumo necesario sobre el que nos apoyamos para distribuir la información estratégicamente, con el objetivo de revertir brechas e inequidades y mejorar la calidad educativa de las chicas, chicos y adolescentes de todo el país.