Tecnología educativa: una visión histórica y proyectos emblemáticos del Departamento de Educación de Puerto Rico

Puerto Rico siempre ha sido visionario en términos de la incorporación de la tecnología al currículo y al proceso de enseñanza y aprendizaje. Cuando decimos tecnología nos situamos dentro del contexto de aquello que nos ayuda a poder entender un concepto o una idea.

Historia de la tecnología educativa en Puerto Rico

Desde 1935, el sistema educativo del país comenzó a incorporar distintas tecnologías al proceso de enseñanza-aprendizaje. La Prof. Sylvia Acevedo del Río, supervisora general que laboró por muchos años en el Departamento de Educación, dividió la historia de la tecnología educativa en Puerto Rico en cinco períodos; hoy añadimos tres períodos más, y puntualizamos aquellos proyectos que en cada tiempo han sido emblemáticos hasta el presente.

Primer período, 1935-1964

Durante este tiempo, la tecnología era considerada como un recurso para auxiliar la enseñanza. En términos educativos, el verdadero inicio se establece con la utilización de la radio con propósitos pedagógicos. La Corporación Carnegie, en 1935, asigna fondos para establecer el programa La Escuela del Aire, dirigido a beneficiar a los estudiantes de la zona rural. Ahora bien, el evento que establece los cimientos del Programa de Tecnología Educativa fue la creación de El Negociado de Educación de Adultos. Como parte de este, se organiza la Oficina de Instrucción Visual y la División de Educación a la Comunidad. Esta oficina adquirió equipo para la producción y presentación de películas, así como la capacitación del personal de las escuelas en el uso y mantenimiento de estos materiales. Ya para estos momentos el Departamento de Instrucción Pública–nombre oficial de lo que hoy día conocemos como y renominado como Departamento de Educación de Puerto Rico— había sido visionario en términos de producir su propio material educativo.

En el 1946 se establece el Programa de Educación a Veteranos. Este Programa surge como consecuencia de la necesidad de ofrecer servicios de educación gratuita los soldados veteranos que regresaban de la guerra. Este momento histórico da lugar a un incremento en la compra de equipos y materiales educativos, que eventualmente fueron permitidos utilizar en la escuela diurna regular.

Durante el 1949, la Oficina de Instrucción Visual y la División de Educación a la Comunidad serán conocidas como el Programa de Educación Audiovisual, propiciando el nombramiento del primer especialista en ayudas visuales. Este especialista dirigía sus esfuerzos hacia el enriquecimiento de la oferta curricular con el uso de películas de 16mm. En los años 1955-56, conjuntamente con la emisora del pueblo WIPR, se estableció la educación programada a través del medio radial en 60 escuelas públicas del país.

En el año 1957, el Departamento de Instrucción Pública, otorga las primeras becas para estudiar educación audiovisual, impartiendo una importancia sin precedente a la formación académica en el área de la tecnología. Al año de iniciada esta novel iniciativa, se nombran los primeros cinco coordinadores audiovisuales a jornada completa.

Segundo período, 1964-1982

En el segundo periodo, la tecnología está enfocada en el aprendizaje y el mejoramiento académico. Este periodo de tiempo, bajo la incumbencia del Dr. Ángel Quintero, como subsecretario de la docencia, y posteriormente, como secretario de Instrucción pudo dar continuidad a los avances tecnológicos iniciados; concentrándose, mayormente, en un innovador programa de escuelas ejemplares. Esta época se inicia con un cambio en el rol del Programa de Educación Audiovisual y los esfuerzos fueron dirigidos al desarrollo instruccional con el fin de mejorar el aprovechamiento académico, enfocado en el estudiante y los problemas de aprendizaje que presentaban. En este periodo hay un auge significativo en la demanda de coordinadores audiovisuales y en la adquisición de materiales educativos.

En el 1969, se establece el Área de Recursos para la Docencia, y se incorpora a esta área, el entonces llamado Programa de Educación Audiovisual . De esta manera, se inicia una transición redefinindole hacia uno de tecnología instruccional, conocido como Programa de Tecnología Educativa. Ese mismo año se crea la Unidad Central de Producción (UCP), con la finalidad de diseñar, producir y proveer recursos multisensoriales a las escuelas de acuerdo con las necesidades educativas de los estudiantes del sistema público.

En el año escolar 1970-71, se diseñan salones de circuito cerrado de televisión, donde se producían clases modelos para ser trasmitidas a los diferentes salones de las escuelas participantes de la iniciativa. En esta misma época se establecen los Centros Audiovisuales a nivel de distritos escolares y se les asignan puestos de coordinadores audiovisuales.

Unos años más tarde, Carlos Chardón ExSecretario de Educación firma la Carta Circular Núm. 24-77-78, mediante la cual se establece la Secretaría Auxiliar de Currículo y Tecnología. Se sustituye el nombre de coordinador audiovisual, con la creación del puesto de maestro especialista en tecnología educativa.

Como resultado de esas iniciativas, en 1980, se establecen los Centros Laboratorio de Aprendizaje (CLA) en los 73 distritos escolares con el propósito de proveer materiales educativos variados, de acuerdo a las necesidades particulares de los estudiantes del sistema. Mediante la asignación de fondos provenientes del Programa Federal de Capítulo 1, los CLA recibían presupuesto según la cantidad de estudiantes participantes de dicho programa en cada distrito. Estos fondos eran administrados por los maestros especialistas en tecnología educativa.

Tercer período, 1982-1994

En la década de 1980 llega la microcomputadora y marca el comienzo del tercer periodo. Inicia el uso de la alta tecnología en las escuelas. La inserción de la microcomputadora como recurso para el aprendizaje marca una nueva etapa en la historia de la tecnología educativa del país. El propósito era presentar un recurso variado y atractivo al estudiante, con el propósito de ayudarle en su proceso de aprendizaje. De aquí surge el primer proyecto de microcomputadoras, llamado: Basic Education Skills Through Technology –BEST– el cual fue sufragado con fondos federales. El mismo tenía el propósito de fortalecer y enriquecer el currículo de matemáticas para estudiantes talentosos en los tres niveles escolares. Además, se establecieron otros proyectos de computadoras en cuatro (4) escuelas superiores vocacionales, conocido como Instrucción por computadoras para estudiantes talentosos –ICET, Microcomputer in English and Math Instruction – MEMI– en el nivel intermedio y Model School Computers Project –MSCP.

A inicios de la década del 90 surgen nuevas tecnologías y se desarrollan nuevas estrategias: Educación Global –salón de alta tecnología, la Unidad Móvil de Tecnología –UMT y la producción de materiales educativos en multimedios en la Unidad Central de Producción –UCP. La computadora, la televisión interactiva, los materiales multimedios y la realidad virtual inician un nuevo y excitante periodo para la tecnología educativa.

Cuarto período, 1995-1998

En este período se inicia la implementación del plan de integración de la tecnología. En los años 1996-97, el Programa de Tecnología Educativa incorpora La Editorial a sus áreas de servicios y la Unidad Central de Producción –UCP, conformando con estas una sola unidad como Programa. A esta unidad se le denomina Centro de Servicios Tecnológicos constituido por las áreas de: Supervisión, Administración, Editorial, Arte Electrónico, Vídeo y Fotografía Digital y Servicios Tecnológicos–Computer Training Lab, Online Educational Training y Digitalización. Entre sus funciones estaba colaborar en la aplicación del plan que integraba la tecnología al servicio del estudiante.

En el Centro de Servicios Tecnológicos se realiza un proceso de modernización tecnológica y de reestructuración administrativa y fiscal para agilizar las gestiones, al igual que brindar mayor accesibilidad y eficiencia en el uso de los recursos de los tres niveles del Sistema. Durante este periodo de tiempo se hace entrega de computadoras a los directores de escuelas para facilitar la fase administrativa y los servicios educativos.

Quinto período, 1998-2001

Durante el quinto periodo, surge la actualización e implementación de estrategias tecnológicas formales que van dirigidas a integrar la tecnología al currículo escolar, de forma más estructurada. Como resultado de esta gestión, el personal del Centro de Servicios Tecnológicos (CST) evalúa las estrategias y proyectos de tecnología educativa existentes en las escuelas para buscar alternativas que le permitieran reestructurar los proyectos: MEMI, BEST e ICET. Se firma, circula un memorando y se reparten 18 computadoras para el desarrollo de estos proyectos en cada una de las escuelas participantes.

Hay un renacer en el uso de la tecnología, en particular la microcomputadora. Esto lleva al Departamento de Educación a diseñar e implantar un suplemento semanal impreso conocido como el Mundo Cibernético, el cual trataba asuntos sobre la actualización tecnológica para la sala de clases. El propósito de esta estrategia era facilitar el desarrollo profesional de los maestros en el uso de la tecnología y proveer ideas para utilizarse con los estudiantes. Durante este periodo, la agencia adquiere y entrega computadoras portátiles a todos los maestros y directores con status permanente en las escuelas.

Aún con los esfuerzos que se han venido realizando, además de la inversión millonaria en computadoras para los directores y maestros, la realidad es que la mayoría de los estudiantes no tienen acceso a ellas. Esto lleva a la agencia a desarrollan actividades dirigidas a capacitar a los maestros en el desarrollo de propuestas competitivas donde pudieran adquirir equipos para seguir integrando la tecnología al currículo y maximizar el aprendizaje en la sala de clase. En este cambio de visión y de digitalización de materiales educativos, se produce la publicación en CD-Rom de todos los volúmenes de la Revista Educación y se crea la producción de la serie, Los Municipios de Puerto Rico: su Historia y su Cultura.

Conscientes de la vorágine de cambios tecnológicos que se han producido en el ámbito educativo, se advino en conocimiento de que los padres no habían sido atendidos, por lo que se diseña e implementa el Proyecto Adventures with Technology at Home – ATH-CST 2000, en siete escuelas elementales, cuyo propósito era que los padres colaboraran activamente en la educación de sus hijos. A finales de este periodo, los Centro de Servicios Tecnológicos cambian su nombre a División de Innovaciones y Tecnología Educativa, mejor conocido como DITE.

Sexto período, 2002-2006

Surgen grandes cambios en el paradigma tecnológico y con ello se marca el sexto periodo de la historia de la tecnología educativa en nuestras escuelas públicas. Reseñamos en el periodo anterior que el Departamento de Educación repartió miles de computadoras pero, sin un plan de integración de este equipo al currículo. Para subsanar la deficiencia, la División de Innovaciones y Tecnología Educativa – DITE, a través de los maestros especialistas en tecnología educativa y un equipo de maestros de las áreas académicas con grandes destrezas tecnológicas, diseñan cursos de alfabetización digital, y cursos para el uso del paquete de productividad Office. A nivel sistémico estos cursos son ofrecidos como desarrollo profesional en horario vespertino y sabatino a todos los maestros interesados. Durante este periodo, las escuelas continúan invirtiendo grandes cantidades de dinero en computadoras y en otros equipos tecnológicos.

Avances en el uso del internet toman notoriedad en este espacio de tiempo cuando se crea el proyecto La Televisión Educativa: una alternativa para la educación a distancia. En este proyecto se crea un estudio de televisión ubicado en el Nivel Central del DE que contaba con una red satelital digital que enlazaba a los distritos, escuelas y CITeD. Este fue, justamente, el momento en que el Departamento de Educación adopta la modalidad de cursos en línea para los estudiantes del nivel superior. Bajo esta estrategia el estudiante tenía la alternativa de sustituir un curso presencial por uno a distancia o tomar algún curso electivo bajo esta modalidad. Las cartas circulares de todas las materias académicas y otras políticas públicas incorporan estos cursos como parte de la normativa de sus programas y de la agencia, respectivamente.

Otro proyecto que surge en este período y que da grandes frutos al Departamento de Educación fue CENIT – Centros de Iniciativas Tecnológicas. Aquí hay un avance enorme en la adquisición de alta tecnología y su integración en las materias básicas. Un elemento de éxito de este proyecto fue la estrategia de aprendizaje entre pares, las reuniones sistemáticas durante los sábados y las academias intensas en el verano. El proyecto se aseguraba de que el maestro desarrollara las destrezas y las competencias tecnológicas para poder transferirlas a los estudiantes. Un sistema de monitoreo continúo marcó la diferencia en este proyecto.

Este sexto periodo culmina con la producción del multimedio Estampas de Teyo Gracia; basado en varios cuentos del escritor puertorriqueño Abelardo Díaz Alfaro. El multimedio estuvo a cargo de La Editorial Electrónica y fue distribuido a todas las bibliotecas escolares del país. Este multimedio garantizó la alineación con los estándares y expectativas de grado y proveyó actividades académicas significativas a partir de los diferentes vídeos que lo conformaron, en los que participaron reconocidos actores y actrices del patio.

Séptimo período, 2007-2012

El séptimo periodo marca el inicio de una cultura basada en datos y en el surgimiento de proyectos tecnológicos de gran relevancia. Esta etapa comprende los años de 2007 a 2012. En 2007 la División de Innovaciones y Tecnología Educativa (DITE) cambia de nombre a Unidad de Tecnología y Currículo (UTC). Durante este tiempo el Departamento de Educación adquiere el Sistema de Información Estudiantil – S.I.E., revolucionando la forma de recopilar la información académica y demográfica de los estudiantes. Pasos agigantados en la cultura de toma de decisiones basadas en datos nacen de esta innovación.

Nuevos proyectos tecnológicos y otras medidas se esbozan para contribuir en la retención, la consecución del capital humano más competente y garantizar que nuestros estudiantes obtengan las mayores competencias tecnológicas. Surgen proyectos como Plataforma Virtual de Alfabetización Digital –PVAD, donde la la UTC logra que sobre 30,000 estudiantes del nivel intermedio se expongan a las destrezas tecnológicas del ciudadano del Siglo XXI. Bajo la misma estrategia se diseña PVAD II y se logra que sobre 7,000 maestros puedan certificarse en Alfabetización Digital y recibir 12 horas de educación continua. Educational Touch, fue otra iniciativa financiada con una asignación de fondos federales del Programa Título I, para atender 49 escuelas exitosas con estudiantes de alto rendimiento académico. Esta asignación de fondos se obtiene, debido a que los estudiantes de Puerto Rico lograron un aumento de más del 5% en las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA). En este mismo periodo de tiempo el proyecto EMDS impacta alrededor de 351 escuelas, ofreciendo contenido digital para el desarrollo de las destrezas y competencias de las materias académicas básicas a los estudiantes participantes.

Para continuar con las metas trazadas de la UTC y seguir proveyendo a la comunidad escolar la mejor tecnología, se somete y aprueba el plan de trabajo, el cual se otorga fondos para la actualización de los equipos existentes en las escuelas participantes del anterior proyecto La Televisión Educativa, que pasa a llamarse La Televisión como Estrategia Educativa Efectiva y donde el aspecto docente se atiende con mayor rigurosidad. Este periodo termina con la impugnación de la subasta que permitiría llevar a cabo esta gestión, deteniendo por 18 meses los procesos iniciados.

Octavo período, 2013-actualidad

Rendición de cuentas, sana administración y de vuelta a la docencia, así hemos denominado al octavo periodo que va desde el 2013 hasta el presente. Este período está marcado por la estrechez económica al compararlo con los períodos anteriores. La Unidad de Tecnología Educativa tuvo siempre mucho poder adquisitivo ya que fue la gestora de los grandes proyectos tecnológicos que revolucionaron la educación del país. Este es un tiempo de hacer mucho con poco, de rendir cuentas y regresar a las raíces de la docencia.

A pesar de la escasez económica se logran grandes proyectos que vuelven a situar a la isla en un lugar privilegiado dentro del campo tecnológico educativo. Se resuelve la impugnación por la compra de equipos para el proyecto La Televisión como Estrategia Educativa Efectiva. Esto permite proseguir los procesos de actualización de los equipos tecnológicos y la sana administración de fondos da lugar a que se incorporen cinco nuevas escuelas al proyecto.

En un momento de tensión económica para el país, el Inspector Federal de los Estados Unidos pone en riesgo los fondos adquiridos para el desarrollo del proyecto Educational Touch, debido a que no se ofreció el desarrollo profesional contemplado ni se proveyeron los softwares que figuraban en el plan de trabajo. Para atender el señalamiento y remediar la situación, se redacta un plan de trabajo sin impacto fiscal que logra detener cualquier sanción prevista por el incumplimiento original.

Otro aspecto importante y de rendición de cuentas es que la Unidad de Tecnología y Currículo re-incorpora en sus planes de trabajo a los maestros recursos en el uso de computadora –MRUC. Por años, este personal había sido excluido de la UTC a pesar de ser parte de la misma. Son atendidos en la fase de desarrollo profesional. Además, se les entrega una laptop tipo tablet y dos softwares para uso educativo.

Una gestión de marcada importancia en este periodo da espacio para que la directora de la UTC forme parte del comité encargado de redactar el Plan de Tecnología de la Agencia, el cual fue aprobado por el Departamento de Educación Federal (USDE) sin ninguna recomendación. Este plan cobra vital importancia por dos aspectos: (1) establece la ruta de hacia dónde queremos llevar a nuestros estudiantes y lo que queremos de los maestros en términos tecnológicos y (2) es la condición primaria para poder competir por los fondos E-Rate que financian el 90% del acceso a la internet de las escuelas y logran mejor infraestructura tecnológica. El plan plantea la estrategia Bring your own device –BYOD o, en nuestro vernáculo, traiga su propio dispositivo. Esta táctica además de innovadora, le permitirá al DE economizar millones de dólares en la compra de equipos, toda vez que se permite que tanto estudiantes y maestros lleven dispositivos personales a sus escuelas para fines educativos y conectarse a la red del Departamento. Esta transformación permitió que la Oficina de Sistemas de Información y Apoyo Técnico a la Docencia (OSIATD) sometiera la nueva solicitud de fondos E-Rate categoría 2, que le permitirá a las escuelas tener acceso al internet en un sistema wireless en todas las áreas. Puerto Rico se posiciona en América Latina como uno de los países con mejor acceso a la internet en el ámbito educativo. Este logro es extraordinario, ya que hasta este momento el internet de las escuelas se limitaba a la oficina del director o directora para cumplir fines administrativos que no abonan, necesariamente, al aprovechamiento académico ni a las experiencias educativas que el entorno escolar debe proveerles a estudiantes del siglo XXI en esta sociedad globalizada. Extender ese acceso, es permitir que verdaderamente el internet pueda ser utilizado para términos docentes y que los estudiantes tengan una infinita cantidad de recursos para formar, fijar y cimentar nuevas competencias y conocimientos. Sin lugar a dudas, esta época es el regreso a la docencia.

Se crean iniciativas para continuar acortando tanto la brecha digital como la académica de los estudiantes. Se trabajan diversidad de iniciativas como, Los cuentos que cuentan e ilustran los niños en Puerto Rico –LCCILNPR, enfocado en las destrezas de redacción e ilustración utilizando la computadora. La materia de matemática es atendida con el proyecto Kinect for Learning –K4L diseñado para que los estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado mejoren las destrezas mediante el vídeojuego. Comienza el proyecto Soluciones, Oportunidades, Currículo en Línea –SOCeL, destinado a proveer un banco de ítemes en línea diseñados por grado, materia y nivel según los mapas curriculares donde los estudiantes validan su conocimiento. Comienza el plan de trabajo [email protected], cuyo énfasis es atender los maestros de 400 escuelas intermedias y algunas superiores, bajo la clasificación de Escuelas Transición, según el Plan de Flexibilidad. Esta iniciativa ofrece desarrollo profesional y la creación de una comunidad de aprendizaje y colaboración entre maestros. [email protected] utiliza la plataforma Declara que, entre otras cosas, hace búsquedas semánticas lo que se considera hoy como una revolución tecnológica. Continúan ofreciéndose los Cursos en Línea para los estudiantes del nivel superior. Un aspecto significativo y de rendición de cuentas es que estos cursos son añadidos como Escuela Cursos en Línea al Sistema de Información Estudiantil – S.I.E. lo que evita la duplicidad de trabajo de aquellos directores de escuelas que tienen estudiantes que participan de esta modalidad.

Hacia el futuro

A grandes rasgos lo que se ha presentado es una sinopsis de la historia de la tecnología educativa el Departamento de Educación en Puerto Rico. Nuestros sucesores tienen la responsabilidad de seguir reseñando la historia para que no se pierda; para que se conozca; para que sepamos de dónde venimos y hacia dónde vamos; para no cometer los errores del pasado; y para equivocarnos, si nos sucede, pero innovando.